Sin flash

El efecto pangolín

|

Valorar:

La gente dudaba del llamado «efecto mariposa» hasta que se ha convencido viendo el «efecto pangolín», ese animalito que, sin saberlo, ha desencadenado una catástrofe planetaria. También el cambio climático y las crisis financieras sistémicas son argumentos convincentes de que todos estamos en el mismo barco y la cooperación es nuestro mejor seguro de vida. Las actitudes y conductas insolidarias o egoístas acaban pasando una factura inasumible.

Cuando las circunstancias nos ponen frente a lo desconocido, la desgracia o la cercanía de la muerte, mostramos nuestro verdadero rostro. Frente a la adversidad traumática que atravesamos, a la mente nos vienen numerosas hipótesis o preguntas sin una respuesta cierta. Con el tiempo la sabremos, pero este es el problema. Luchamos contra reloj. Queremos anticiparnos al futuro como no pudimos hacer con la pandemia. Tener una bola de cristal o algo parecido que permita conocer: la duración del confinamiento, la fecha de obtención de la vacuna, el impacto económico y en el empleo, las libertades, cómo serán nuestras vidas a partir de ahora… interrogantes que no sabemos responder sin experimentarlos en persona.

Volveremos a luchar por poner orden en el caos actual. Por agarrarnos a algo sólido que nos permita seguir adelante. Un proyecto ilusionante que nos invite a arrimar el hombro sin escatimar esfuerzos. La vida cómoda no siempre es mejor que la vida intensa y con sentido.