La columna

Obra maestra

| |

Valorar:

Hoy tenía ganas de titular este artículo «El gol» para poder ser «el autor del gol» que es lo que suelen decir los locutores cuando retransmiten un partido de fútbol. «El esférico vuelve a estar en poder de fulanito, el autor del gol». También había pensado titular el artículo «Tus días» y así al menos habría sido «el autor de tus días» que es lo que he oído decir a veces refiriéndose al padre de alguien. Es curioso, pero nunca dicen «la autora de tus días» con referencia a la madre, que sin embargo es la que hace todo el trabajo. También habría podido poner como título «El premio» porque una vez alguien me dijo: «¿Cuál es el premio que te falta a ti?» Y yo fui bastante desaprensivo porque dije: «La primitiva» Otra palabra que se me había ocurrido como título era «Maná» porque don Miguel de Unamuno escribió una vez que los españoles nos tumbábamos a la bartola y no dábamos golpe, «a ver si cae maná». En la escuela nos repetían todos los días episodios bíblicos y yo, que entonces era más ingenuo incluso que ahora, miraba al cielo todas las mañanas por ver si caía maná, pero lo cierto es que no cayó nunca. A lo sumo nos dieron porciones de queso amarillo que venía en latas, creo que como regalo del pueblo americano, y leche en polvo, una especie de coletazos del Plan Marshall, y las aceras estaban llenas de ese queso asqueroso que ni siquiera se comían las gaviotas. Pero bueno, al final me he ido a dar un garbeo por el Facebook y me he encontrado con unas cuantas frases de las que pone la gente, una de las cuales decía: «Suelta ya la idea de llegar a ser alguien porque ya eres una obra maestra».

El Facebook es todo un compendio de sabiduría. Otra frase edificante que he leído decía: «No importa cuántos favores hagas, al final te juzgarán por el que no hiciste». Otra reflexión decía: «Ustedes dan a un futbolista un millón de euros por mes y a un biólogo le dan mil ochocientos euros. Ahora busquen a Cristiano Ronaldo o a Messi para que encuentre la cura del coronavirus». Había además una cita de Audrey Hepburn que decía: «La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque esa es la puerta de su corazón, el lugar donde reside el amor». Pero, ¿y las mujeres ciegas? También he visto una pancarta que rezaba: «Salario mínimo 648 euros. Dietas de un diputado 1.823 euros. Cuando un diputado gasta más en comer que un obrero en vivir es que algo no funciona». De donde se infiere que también habría podido titular este artículo como: «Algo que no funciona».