Sin flash

Todo es posible

|

Valorar:

Cuando no sabemos qué pasará, todo es posible. Aunque esa posibilidad tenga límites, nuestra ignorancia y los antecedentes vividos nos dicen que lo que parecía altamente improbable, se produce y nos deja boquiabiertos.

En España, por ejemplo, ocurren cosas tan variopintas como un matrimonio en el Consejo de Ministros que sueña con la Unión de Repúblicas Socialistas Españolas (URSE), o que un prófugo de la Justicia dirija a distancia una Comunidad Autónoma que trabaja para acabar con la Constitución. Son cosas que pasan y pueden pasar aunque las creyésemos superadas. Cuando se utiliza el guerracivilismo o el sentimiento nacionalista para medrar en política, se cultiva el rencor y se alimenta el resentimiento, la gente se divide, se posiciona, se enfrenta y lo que unos ganan, otros lo pierden. La corrupción nunca trae buenas consecuencias. Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Cuando la corrupción es mía, es una campaña de descrédito. Los inventores del escrache se quejan cuando lo sufren en carne propia. A lo mejor descubrimos una vacuna contra la covid.19: es posible. Lo bueno y lo malo son posibilidades que dependen, en parte, de nosotros. Cada uno interpreta la realidad según le conviene. Cuando no hay verdades absolutas, todo es relativo, todo vale y nadie es responsable de nada, debemos atenernos a las consecuencias. El mundo líquido podría derivar en una liquidación total a precio de saldo.