Supervan Family

Mascarillas transparentes

| |

Valorar:

Mientras viene este año o el próximo la vacuna, imprescindible, ya, debería ser tener la mascarilla transparente la comunidad educativa.

Una empresa turística valenciana, que hace turismo inclusivo, ha diseñado unas mascarillas transparentes, reutilizables y homologadas. La empresa Celia Peris Visitas Guiadas, que trabaja principalmente en la localidad de Sagunto, es la responsable de estas mascarillas transparentes que simbolizan la filosofía de la firma de hacer inclusivo el acceso a la cultura. Así que gracias al empeño de esta empresa para ofrecer visitas adaptadas a diferentes discapacidades, encontró una empresa española que le fabricó una mascarilla homologada con el frontal de material plástico y que deja a la vista los labios, que no se empaña, es lavable y se puede desinfectar para varios usos. (Fuente «La Razón»)

Los colegios del todo territorio español, sea cual sea su condición, deberían estar ya pidiéndolas para hacer mejor las clases para sus clientes, que son sus alumnas y alumnos. Ya que la mascarilla -como tal trozo de tela en la boca- es una barrera. Y un reto para el alumno en tiempos de pandemia.

La comunicación es el conjunto de la expresión verbal y no verbal. Se necesita la retroalimentación de maestro-alumno y viceversa. Si no, entras en un campo inseguro de no saber si tu esfuerzo como profesional de la enseñanza se transmite en alumnos más mayores. Y en los más pequeños te juegas que el niño/a no adquiera la comprensión, seguridad adecuada para su edad.

Un padre hace unos días me dijo que con la mascarilla “por sacar algo positivo, es que ahora se mira a los ojos”. Había personas esquivas a mirar a las pupilas de su interlocutor; o ciertos alumnos a interpelar la mirada del profesor/a.

La mirada es importante, pero le debe de acompañar el resto de la cara para tener la expresión completa. Sobre todo cuando hablamos de que estamos educando. No puede mermarse más la educación de lo que está.

Por cierto, la mayoría de mascarillas de tela casi ninguna cumple las medidas sanitarias, ni de homologación, es una de las lecturas que también hacen ciertos padres ante las incongruencias de las medidas covid-19. «Pero mira, mientras se tapen la boca», dicen otros. Otros más, consideran que no se deberían de llevar como hacen en Inglaterra. Y otros de mirada más política, consideran que son una medidas de dictadura. No entraré en más lecturas, solo en lo importante, en educar con seguridad para todos para evitar contagios y para evitar que los niños tengan inseguridades en el aula. Porque si no se puede abrazar a un niño o niña que llora desconsoladamente y encima lleva la mascarilla de tela su referente, la maestra, digo yo ¿qué sociedad estamos haciendo? Los detalles cuentan y mucho, ahora.