Supervan Family

Comunica bonito

| |

Valorar:

Cuando enriqueces tu comunicación ya no hay vuelta atrás. Lo que hagas repercutirá en ti, en todo lo que te rodea y en tus hijos, sobre todo.

Qué significa enriquecer tu comunicación: desde cambiar el coche por la bici, desde hacer el pan y no comprarlo en el supermercado; depurar más estilo a la hora de vestir; ir por un camino diferente al que acostumbras. Mil ideas que tú sabes más que yo, que te aportan, y te gustan.

Esta forma de comunicar según la elección que hagas para tu vida repercute en ti directamente y en positivo: segregas endorfinas, renuevas neuronas, aumentas memoria, sales de tu zona cómoda, te ríes más, amplías perspectivas. Todo son beneficios.

Esos pequeños detalles que haces que tu vida se enriquezca sin darte cuenta modifican tu manera de enfrentarte a ciertas situaciones que surgen de la relación humana.

Y es que salirse de la comodidad es la mejor manera de vivir a tope, de ofrecerte emociones para tí, y hacer que tu día no sea una rutina monótona.

Está bien observar, ver, pero sal de tu círculo y ¡hazlo!. Haz lo que has visto, copia lo que te gusta. Crea.

El otro día un familiar mío me dijo que le era imposible hacer un baile y mostrarlo. Sé que se muere por hacerlo. Pero muchos y muchas nos ponemos el freno no pensando en nosotros sino en los demás. ¿Perdona? Anda ya. ¡Respeto siempre, miedo nunca!

Si alimentas el miedo, este te paralizará y no te hará crecer. Puedes comprarte muchos libros de autoayuda, ir a terapias alternativas, leer esta misma columna, y todo ayuda porque queda en tu subconsciente pero tienes que decidirte a saltar esa línea porque estas preparada, o preparado para hacerlo.

El otro día vi un dibujo que colgó un amigo en sus stories de whatsapp y se veía a un joven tirar una botella a la basura con un letrero influencer (influyente). Y un niño detrás con otra botella que iba a tirarla a la misma basura, pero su letreo decía follower (seguidor).

De esto trata la vida, una veces serás uno u otro. Tus buenas decisiones para tí, repercuten en los demás. Y así una cadena de buenos favores que mejorarían el mundo. Y si tus hijos te siguen en estas buenas prácticas le estás ayudando a que el día de mañana busquen otras alternativas, y no queden en la comodidad. No puedes exigir a tu hijo, o hija si tú no lo practicas.

La vida es bella como tú la pienses y creas. Si la piensas bonita es porque lo crees así. Y cuando te alejas, practicas para crecer y volver a sentirte bien. A veces hay desiertos que tienes que pasar pero es importante tu actitud, tu enfoque y tus perspectivas. Simplifica y ganarás.