Vía libre

Nuevas familias

|

Valorar:

Balears reguló en septiembre el título de familia monoparental, es decir, aquella en la que un solo progenitor, por diferentes motivos, se hace cargo de los hijos y asume toda la responsabilidad, de su educación y manutención. El concepto de familia monoparental ya se estableció en la ley balear de Apoyo a las Familias de 2018 y ahora el decreto regula el procedimiento, los requisitos, para acceder a ese carné que acredita a una familia monoparental y la iguala, en cuanto a protección y acceso a ventajas públicas, a la familia numerosa. Desde el 22 de octubre, un mes después de la publicación en el boletín oficial del decreto, se pueden solicitar dichas tarjetas, de hecho el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales tramitó 70 en la primera semana de aplicación de la norma, hasta el 30 de octubre. El área de Bienestar Social del Consell de Menorca es la encargada de tramitar estos títulos de familia monoparental y ya está en disposición de hacerlo, es bueno difundirlo.

El reconocimiento de las nuevas formas de convivencia y situaciones en las que se ejerce la paternidad y maternidad es fundamental para un reparto justo de las ayudas públicas y de verdad apoyar a la familia. Entre esas circunstancias existe el incumplimiento de pago de pensiones estipuladas en sentencias judiciales, abandono de los hijos, reconocimiento por uno solo de los progenitores, madres o padres que de facto están solos –una gran mayoría mujeres–, aunque no reconocidos legalmente y que se enfrentan a iguales o más dificultades que aquellas parejas que optan al título de familia numerosa. Y no son menores las ventajas a las que se accede con ese título, entre ellas rebajas en tasas administrativas, descuentos en transporte, reducciones en matrículas, bonificaciones en impuestos o facilidades de acceso a becas, ayudas de libros o comedores. Así que la medida es de calado, por los beneficios que ahora llegan a más personas que lo necesitan, y de justicia, porque reconoce la realidad.