Primer lunes

Albert Torres

|

Valorar:

Albert Torres ha realizado una proeza jamás lograda anteriormente por un ciclista menorquín, concluir una gran Vuelta, el Giro de Italia, una gesta a la altura sólo de los elegidos, de hecho los 170 participantes eran ya una selección de los mejores ciclistas del mundo. Piensen que llegar a la meta final representa en números, durante tres semanas, una detrás de otra, pedalear una media de 170 kilómetros diarios, que viene a ser como ir tres veces de Maó a Ciutadella y de propina acercarse a Es Mercadal,… pero en vez de subir a El Toro -358 metros-, una vez, escalar a una montaña de 1000 metros, ¡dos veces!,… ¡a diario! Algo impactante a más no poder, merecedor de un reconocimiento y, cómo no, de una entrevista.

Llamé a Albert, le felicité y me dispuse a conocer algunas incidencias de esta asombrosa aventura en la que estuvo inmersa. Le pregunté, de entrada, por ser la primera vez que participaba en una gran Vuelta, cómo le respondió su cuerpo ante semejante maratón.

- Pues, la verdad, respondió mejor de lo que esperaba,… Había participado en la vuelta a la Rioja –donde se clasificó en quinto lugar-, pero nunca había afrontado una prueba de estas características y, claro está, recelaba de como saldrían las cosas…

- ¿Por qué has esperado treinta años a realizar esta hazaña?

- Eso depende solo de estar encuadrado en un gran equipo, como Movistar, solo los grandes equipos tienen acceso a participar en estas carreras, antes no podía correrlas por eso….

- Lástima que haya llegado tan tarde esta oportunidad..

- Bueno… yo veo la media botella llena, si no hubiera fichado por Movistar nunca hubiera llegado a ir.

- Me gusta tu perspectiva.

- Soy positivo, la moral siempre arriba,… pero trabajando, que sino la moral se viene abajo.

- En algunos de los veintiún días, perdiste muchos minutos.

- Bueno, eso va planificado, hay días que te reservan y puedes ponerte en la cola del pelotón, en plan reposo y otros tienes que ponerte en cabeza y estar al tanto, controlar a los demás equipos, siempre en función de los líderes del equipo...

- Pero, aún así, debes pedalear durante 170 kilómetros y subir los dos puertos de mil metros, ¿no?

- ¡Je!, desde luego, no cabe otra cosa.

- ¿Vas a repetir el año próximo?

- Seguramente, ellos, Movistar, lo planifican todo, pero creo que sí….Yo ahora mismo estoy centrado de pleno en las Olimpiadas que se celebran en agosto

- ¿Esperas conseguir alguna medalla?

- ¡Claro! ya te dije que por moral y trabajo no quedará,… vamos a ver si la suerte nos da una mano.

Sabía que la trayectoria de Albert en el velódromo era importante, pero desconocía los títulos logrados y para ponerme al día chequeé en Internet sus logros.

Campeón del Mundo 1 vez, de Europa 5, de España 26. Medallas en un mundial 13, en un europeo 7, en un nacional… no quise ni contarlas… numerosas.

Entre lo que me han contado y lo que intuí en la entrevista telefónica no tengo ninguna duda de que Albert Torres es un campeón, no solamente del deporte de la bicicleta, sino de la modestia y de la humildad.

El pabellón de la Isla está en buenas manos.

Suerte Albert, te la mereces.