Café del mar

La bronca por las pensiones

|

Valorar:

El Estado no te va a dejar tirado si has cotizado toda tu vida, pero las pensiones no serán igual. Son palabras que recuerdo de Guillem López Casasnovas cuando hace cinco años hablamos sobre ‘El bienestar desigual’, el libro que acababa de publicar. La crisis del 2008 había deteriorado el estado del bienestar hasta convertirlo en estado del malestar. Ni nos imaginábamos entonces una pandemia y la nueva crisis que vivimos.

Aparecieron después las manifestaciones reclamando pensiones dignas, que ahora por las circunstancias y porque Podemos ya está en el Gobierno, han ido mermando.

El Estado paga ahora 10.000 millones de euros al mes en nómina de pensiones, a pesar de las 65.000 bajas producidas el año pasado a causa del coronavirus. La esperanza de vida se ha alargado y cada vez son más los que cobran de esa nómina, es nomal que el sistema haya entrado en crisis.

Pronto no habrá tanto para tantos, el Estado no nos dejará tirados pero, como advirtió nuestro economista de cabecera, las pensiones no serán igual. Cualquiera que gestione sus cuentas personales lo advierte.

Los gobiernos por lo general han ido dando largas y el que venga detrás que arree. Y ahí está ahora el ministro José Luis Escrivá arreando los números y luchando con la deslealtad de sus socios podemitas, que desvelan los desvelos del ministro al intentar cuadrar las cuentas. Ha sido la última bronca entre miembros del Gobierno, entre quien intenta poner soluciones a través de la racionalidad -ampliar el cómputo de años para el cálculo de la pensión o contar toda la vida laboral- y quien no se mueve de la demagogia de pensiones altas y revalorizadas cada año.
Cuando la vaca no lleva leche puedes apalear a la res y al amo, pero más adecuado parece proporcionarle pastos y llenarla de fruto para que vuelva la leche.