Dietario

Internet y nosotros

|

Valorar:

21-I-21 Jueves

Magnífica exposición del doctor José María Coll sobre las vicisitudes del coronavirus y la problemática de la vacunación en la tertulia del Ateneo, que sigo on line. Claro, didáctico y amable, el médico mahonés sonríe cuando le preguntan qué hacer con los negacionistas. «Transparencia y rigor» repite, guardando el máximo respeto para quienes así piensan, por equivocado que nos parezcan. Hablar y seguir hablando, que diría Luis Aragonés, siempre con la ciencia por delante, y sin cansarse de ello hasta convencer y ganar adeptos para la causa de la vacunación, la única arma que tenemos para derrotar un día al virus.

Pero no es fácil poner cara de póker cuando sabes que necesitamos inmunidad de grupo y te salen con la conspiración mundial de pedófilos secuestradores de niños, o de una confabulación de banqueros, élite política y multimillonarios para deshacerse de media humanidad, o con que las mascarillas son peligrosas para la salud, o que estamos ante una gripe como las de toda la vida o, ¡acabáramos!, que te pueden inyectar ‘cualquier cosa’ con la vacuna...

22-I-21 Viernes

Tarde desapacible, fría, después del huracán de esta mañana que me ha pillado ejerciendo de abuelo, un xop con gusto moja menos... ¿Cómo se las apaña el zahorí de sonrisas para encontrar alguna en la situación actual, con la pandemia y el invierno debocados? Acudo a la lectura en busca de auxilio y termino la tarde a carcajada limpia. Gracias, Lionel Schriver («Propiedad privada» Anagrama). Aclaremos que Lionel es una escritora anglonorteamericana de larga trayectoria, bautizada Margaret y que se cambió el nombre por entender que con él no iba a ningún sitio en un mundo editorial trufado de machismo...

24-I-21 Domingo

Preguntas de duermevela mientras decido si escuchar o no las presuntamente demoledoras noticias de la radio matutina:

¿Caerá o aumentará la demagogia populista en el mundo post pandémico?

¿Vamos hacia una sociedad temerosa, menos propensa al riesgo, o hacia otra de juerga y frenesí, que son dos días?

¿La violencia de Holanda y otros lugares tradicionalmente tranquilos es ave de paso o el preludio de lo que nos espera, con los libertarios desatados por las restricciones?

¿Volveremos algún día a la vieja normalidad, aunque sea con el Real Madrid otra vez campeón de Europa? ¿Dónde hay que firmar?

La falta de respuestas me lleva al filósofo (Emile Cioran «Ese maldito yo»): «Vamos de desconcierto en desconcierto. Esta consideración no implica ninguna consecuencia ni impide a nadie realizar su destino, acceder en suma al desconcierto integral».

25-I-21 Lunes

Curioso contraste en las páginas de Opinión, hoy en «El País» entre dos pesos pesados del periódico sobre la figura del flamante exministro Salvador Illa. Por una parte, es Juan Luis Cebrián, primer director del periódico, quien carga contra el político catalán: «Ese fontanero de la tecnocracia del partido que nunca ha reconocido ni rectificado errores...». Algunos ya han comenzado a borrar de su memoria que el ministro encargado de salvar vidas, renunció a su deber libremente elegido a cambio de la promesa de un puesto orgánico en la burocracia del ordeno y mando. Sin contrición, sin confesión, sin ética».

Dos páginas más adelante, otro periodista de la casa, Xavier Vidal Folch, compañero de promoción y amigo de nuestro añorado Bosco Marqués, afirma: «No porque Illa sea ahora una cara popular, ni por el balance de su lucha contra la pandemia, ni por su discutible glamur, sino porque se ha ganado consideración al actuar como alguien normal, sobrio, serio, respetuoso, cortés. Un tipo de catalán ya extraño, que aún no ha perdido el seny...».

¿Será la candidatura de Illa un bluf o una jugada maestra para cambiar el rumbo de Catalunya?

26-I-21 Miércoles

El escritor norteamericano, miembro del consejo editor de la Enciclopedia Británica, Nicholas Carr nos prevenía hace un par de lustros sobre efectos indeseados de internet sobre nuestras mentes en dos libros señeros: «Superficiales», y posteriormente «Atrapados». En el primero de ellos, se pregunta Carr desde la portada «¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes?», mientras en el segundo ya es más asertivo: «Cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas»... Son preguntas parecidas a las que plantea la psicóloga argentino-mahonesa Gabriela Paoli, en su ágil y documentado libro «Salud digital», en el que se pone manos a la obra para ayudar a superar la adicción digital. Hoy día -nos dice Gaby-, el verdadero lujo y el verdadero poder está en ser capaz de prescindir del teléfono móvil. A partir de aquí un surtido de pertinentes reflexiones y pautas de comportamiento para evitar que internet trastorne nuestras neuronas y nos convierta en seres superficiales. Leer «Salud digital» de Gabriela Paoli puede ser un eficaz antídoto. Leer y seguir leyendo, al fin y al cabo...