Dietario

Marmotas

|

Valorar:

29-I-21 Viernes

Correo electrónico de un viejo amigo y colega, desde Madrid:

«Según la Seguridad Social, en España hay 61.000 jubilados menos en 2020 con respecto a 2019. ¡¡Qué profunda tristeza!!... No me consta que se hayan perdido en viajes del Inserso…».

«Biden mantiene el proteccionismo de Trump y ha firmado un decreto para que el Gobierno Federal dé prioridad a productos estadounidenses en la compra de material. El Gobierno de Aragón, con una gran factoría de jeringuillas de B&D en Fraga, compra las jeringuillas para la vacunación de la covid-19 en… Bélgica!!!»

Me quedo sin palabras y mi amigo sin respuesta…

30-II-21 Sábado

«El capitalismo del siglo XXI» (Galaxia Gutemberg, 2021) es el último libro de Carlos Sebastián, catedrático jubilado de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Complutense y forneller de adopción, en el que analiza la irrupción, a partir de la década de los ochenta de lo que él llama «capitalismo desregulado» que, más que desarrollar una amplia clase de innovadores y emprendedores, que sería el ideal, ha fomentado una clase de rentistas, individuos que, amparados por el andamiaje institucional que surge a mediados de la década de los ochenta con la llamada revolución liberal, se ha ido apropiando de una elevada proporción de las rentas sin haber aportado apenas valor.

Tras describir el «capitalismo de la vigilancia» basado en éxito del buscador de Geogle, que proporciona información sobre los gustos de los consumidores para desarrollar sistemas predictivos sobre la conducta de las personas, predicciones que pueden vender a anunciantes y empresas, el profesor Sebastián insiste en la idea de que el sistema financiero actual parece haberse desatendido de su función primordial de asignar capital hacia actividades productivas para irse centrando en actividades de extracción de rentas: el dinero cambia de manos sin crear nada, en lo que constituye una auténtica ‘financiarización’ de la economía, en la que tendrían un lugar preponderante las remuneraciones de altos dirigentes, que poco tienen que ver con la tan cacareada meritocracia.

Desmonta a continuación los llamados sofismas del neoliberalismo, poniendo en cuestión la capacidad de los precios para promover la eficiencia o el mantra de que las reducciones de impuestos a los ricos contribuyan a intensificar la inversión, o el de la movilidad social del ‘sueño americano’, claramente inferior al de los países socialdemócratas del norte de Europa… Seguir adelantando contenidos de este libro claro y pedagógico sería como hacer spoiler de las propuestas del profesor Sebastián para un nuevo tipo de capitalismo que coronan la última parte del libro. Pasen y lean.

1-II-21 Lunes

Hoy «Es Diari» cumple sus primeros ochenta años y sus colaboradores llenamos cuatro páginas rememorándolo. Uno mismo podría ocupar un periódico entero explicando sus vivencias de casi sesenta años pastoreando estos prados, pero en esta ocasión solo se trata de pergeñar unas pocas líneas de recuerdo y homenaje a sus personajes más emblemáticos y, como tal, decido intentarlo por primera vez en catalán, lengua materna de cuya enseñanza nos privaron en el colegio, ‘peculiaridad’ de la que solo fui consciente cuando, ya en la universidad iba a escribir la primera carta a mis padres, con los que nunca había hablado en castellano. Me sentí extraño, artificioso…

«Es Diari» ha sabido afrontar la ‘peculiaridad’ y sus incesantes controversias con exquisito equilibrio, así como navegar las aguas turbulentas de la recurrente polémica idiomática con serenidad y buen tino. Congratulations. Por cierto, en mi ya lejana época de redactor jefe de deportes introdujimos también el inglés, a cargo de Geoff Robson -a quien visitamos por sorpresa en su ciudad inglesa de Lincoln hace un par de años-, con un texto semanal sobre la premier league escrito mitad en castellano, mitad en inglés… Tiempos.

2-II-21 Martes

No aprendemos. Después de las suicidas campañas de «salvar el verano», «salvar el puente» y «salvar la Navidad», hoy se habla ya de «salvar la Semana Santa», lo cual en román paladino quiere decir desescalar a toda máquina y acrecentar la plétora de las UCI. No, no somos un país que entienda muy bien lo del sentido de la responsabilidad y cualquier indicio de relajación es tomado con entusiasmo, mascarillas en la barbilla, voces a medio metro y tiro porque me toca. No en vano es hoy el día de la marmota y nos coge atrapados en el bucle como a Bill Murray en la mítica película.

4-II-21 Jueves

Después de ‘Philomena’ y ‘Justine’, nos llega ahora ‘Bárcenas’, la tormenta perfecta que estaba cantada desde que ‘Rosalía’ entró en prisión. Se avecinan días de pelotas fuera por parte de peperos y rasgamientos moralistas de vestiduras en el otro lado, la marmota de nuevo, ¡qué cansino todo!