Sin flash

Míster Marshall

|

Valorar:

Berlanga nos regaló su película «Bienvenido Míster Marshall» (1953), obra coral y genial en la que Pepe Isbert, alcalde sordo del pequeño pueblo de Villar del Río, provoca un efecto hilarante, entrañable y mordaz al mismo tiempo. La censura y la penuria no nos impedían reír o soñar. El meollo del argumento reside en unos personajes de lo más variopinto, esperando el maná americano después de una guerra que lo había devastado todo. Nombre oficial: European Recovery Plan. Y un Plan Europeo de Recuperación es lo que necesitamos ahora. En aquel momento, Estados Unidos ofreció asistencia técnica y administrativa a los países europeos, así como 13.000 millones de dólares para reactivar sus economías. En la película, la ayuda pasa de largo y el pueblo se queda compuesto y sin fondos.

Ahora nuestro gobierno espera los prometidos fondos europeos para superar las consecuencias catastróficas de la pandemia, la corrupción, la incompetencia y la crisis económica que suma y sigue. Aquel 11 de septiembre de 2001 cayeron las Torres Gemelas y en 2008 se produjo la quiebra traumática de Lehman Brothers. Vimos que hasta lo más grande puede venirse abajo.

Tenemos a un menorquín para la Conselleria de reciente creación: Fons Europeus, Universitat i Cultura. La Agència balear de Salut Pública también responde a nuevas prioridades, a juego con los tiempos. Necesitaremos una gran reconstrucción.

Cambiaremos Míster Marshall por Frau Merkel.