Les coses senzilles

Viaje con nosotros

|

Valorar:

Me entero de que la princesa Leonor va a estudiar el bachillerato en un colegio de Gales y de la polvareda que se levanta en torno al asunto, por lo que me dispongo a recordar a Leonor de Aquitania, una reina de la Edad Media a quien se han atribuido rasgos feministas. No resulta mal modelo, considerando el reto que se plantea a quien aspire a sentarse en el trono de España, un país de países o reino de reinos, plural y conflictivo.

Leonor de Aquitania nació en 1122 y tiene fama de haber sido una mujer longeva, inteligente, intrépida, culta e insumisa, lo cual no es moco de pavo. A los 15 años se convirtió en reina consorte de Francia. Se embarcó con el rey Luis VII en la Segunda Cruzada y su relación era tan tortuosa que al regresar consiguieron la anulación eclesiástica del matrimonio. Entonces era habitual que un hombre repudiara a la esposa alegando consanguinidad. A los 30 años Leonor de Aquitania se convirtió en reina consorte de Inglaterra. Veinte años después Leonor encabezó una revuelta contra su marido, Enrique II; fue capturada vestida de varón y encerrada hasta la muerte del rey, que al parecer era un déspota cruel e intransigente. Leonor de Aquitania era madre de Ricardo Corazón de León y tuvo protagonismo político durante el resto de su vida. Fue mecenas de muchos artistas y vivió rodeada de intelectuales de primer orden. Defendía su poder sobre Aquitania frente a sus maridos; los historiadores dicen que era insumisa, audaz, intrépida y valiente. Vivió 82 años, muy por encima de los cincuenta y pico que era la esperanza de vida en su época. Lo que puede lograr la lectura: sobre su tumba yace su efigie en piedra leyendo un libro.

El nombre de Leonor es una variante de Eleonor, que a su vez es una variante de Elena. Helena de Troya era la hija más hermosa de Zeus, el padre de los dioses y de los hombres, según la mitología griega. Fue pretendida por muchos héroes, debido a su gran belleza, y raptada por Paris, príncipe de Troya, lo que originó la guerra de Troya. Ulises era el rey de Ítaca, isla de la que estuvo ausente durante veinte años, diez por participar en la guerra de Troya y diez intentando regresar tal como se cuenta en la Odisea, de Homero. Precisamente, el poeta griego Cavafis escribió el poema titulado Ítaca en el que nos recuerda que el viaje es más importante que la meta, o lo que es lo mismo, la vida que nos espera bajo cualquier gobierno de cualquier signo o bajo cualquier reinado de príncipe o princesa.