Con derecho a réplica

Lectura de aura con desayuno incluido

|

Valorar:

No se agobien ni un poquito queridos lectores, ya no hace falta que nos compremos una taza Mr. Wonderful con el lema «Keep Calm», ni que consumamos ansiolíticos como si fueran caramelitos, hay que bajar pulsaciones porque ya está todo bajo control. En cuanto a la salud, la cosa se ha resuelto con la publicación, por parte del Centro para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC en sus siglas en inglés), de una guía para sobrevivir a un apocalipsis zombi. Como el mismo documento explica, si nos preparamos para las hordas de zombis como toca, estaremos preparados para todo lo que pueda venir, así que tema solucionado, basta repartir la guía a nivel mundial, a un ritmo superior al que están repartiendo las vacunas por favor, y todos sabremos qué hacer en cada momento y a sobrevivir felices como si estuviéramos en una serie estrella de Netflix.

En cuanto a la economía que no se preocupen los millones de trabajadores que se han ido al paro, o los autónomos que no pueden pagar sus cuotas, o los pequeños empresarios cuyos negocios han cerrado, basta con poner en Google la búsqueda: «cómo ganar dinero fácil y rápido» para que aparezcan 1.160.000 resultados donde poder elegir el camino para forrarse sin demasiado esfuerzo. Según cuentan muchas de las páginas encontradas nos bastará con tener una mentalidad positiva y ganadora, y realizar una pequeña inversión para que ellos nos manden las claves necesarias para recorrer nuestro camino de éxito y riqueza. Otras, en cambio, te piden que seas un gran emprendedor y te dejes explotar un tiempito por la gente de Uber, o Glovo y poco a poco pasarás de ser un esclavo a cenar cada noche en restaurantes con estrellitas Michelin. Ambas opciones inspiran muchísima confianza.

Sigamos, si es usted de los afortunados a los que la salud le ha respetado y además económicamente está aguantando el tirón, y lo que le preocupa, por ejemplo, es no viajar, pues tiene dos sencillas soluciones a su alcance, la primera, comprarse unas gafas 3D para darse preciosos viajes virtuales, bajo eslóganes como: «Visite una Menorca con millones de pixeles», basta con ponerse en contacto, por Zoom, con una agencia de viajes y subscribirse en Patreon a «Viajeros por la Red» ( si alguien pone en marcha la idea que no se olvide, económicamente, de mí, muchas gracias). La segunda, buscar algún espiritista que nos guíe con su sabio conocimiento para realizar exóticos viajes astrales. El pack puede incluir de regalo una lectura de aura que nunca viene mal. Obviamente si usted es infanta, utilice la carta del rey de oros y viaje por donde le salga de la corona con desayuno y vacuna incluida, es lo que tiene esto del clasismo.

A por lo último, si aun con todo lo anterior siente cierto abatimiento por la llamada «fatiga pandémica», supérelo fácilmente con las micromeditaciones, meditaciones para personas que no tienen tiempo, bastan unos minutos diarios para que florezca nuestra sonrisa. Todo va en la misma línea, micromeditaciones, microsueldos, micropisos, microderechos y microchips que nos meten en vena según la afamada epidemióloga Victoria Abril.

Si después de poner en marcha todas estas soluciones, tan obvias y simples, no levantamos cabeza, yo ya no sé qué mierda tenemos que hacer… bueno, compartir lúpulo con un amigo seguro que ayuda. Aunque les repito por enésima vez, ni puñetero caso, ya saben que estoy más perdido que un instagramer al que se le ha roto la cámara del móvil. Feliz jueves.

conderechoareplicamenorca@gmail.com