Sin flash

Madres y desmadres

|

Valorar:

Capitalismo viene de capital. Y en España, la capital es Madrid. En esta fecha conmemoramos el Levantamiento que allí tuvo lugar en 1808 y que derivó en la Guerra de la Independencia contra el poderoso ejército de Napoleón.

Entre las innumerables víctimas, Manuela Malasaña. Considerada heroína por sus paisanos, da nombre a uno de los barrios con más carisma y dinamismo de la villa. Los Episodios Nacionales de Galdós se refieren a aquellos días; y también los fusilamientos pintados por Goya que muestran el patetismo y la tragedia de las situaciones vividas por aquel entonces. El tiempo lo sepulta todo, ayudado por el olvido. Y ahora que tanto hablamos de memoria histórica, solemos obviar todo aquello que no nos interesa.

Las guerras son ahora de información y desinformación. Estamos asistiendo a una nueva batalla para ver quién se lleva el gato publicitario al agua. Llamamos fake new a la trola de toda la vida. Los crédulos son mayoría en esta sociedad tan avanzada, civilizada y digitalizada. El futuro de la prensa necesita libertad y confianza. Algo tan difícil de ganar pero fácil de perder cuando poderosos intereses compran la imparcialidad a golpe de subvención, publicidad o talonario.

También celebramos el Día de la Madre. La madre actual inculca que hay que ser responsable para aplanar la curva de contagios, que la educación es la clave del futuro e intenta librar a sus hijos de las malas influencers.