Sin flash

Esa mujer

|

Valorar:

Cuando una campaña se basa en mentiras acabas por hacer el ridículo. No hay tantos fascistas ni todos los que han apoyado a Ayuso son del PP. Muchos no tragan a Sánchez incluso dentro de su propio partido. Sin principios se acaba perdiendo al final. Demonizar al adversario con la burda propaganda no ha servido para nada, la gente con sus votos le ha dicho a Pablo Iglesias: ¿Por qué no te callas? Tanto odio no mola.

Hasta Felipe González habla claro y no oculta lo que piensa. También le pondrán verde. Es el riesgo que corren los que contravienen los dogmas del poder. El PSOE ha sido un partido imprescindible, pero puede acabar en la irrelevancia por culpa de Pedro Sánchez y su resistencia de manual. Una cosa son votantes, otra militantes y otra simpatizantes. Y Pedro no cae muy simpático. Su estancia en la Moncloa se basa en pactos, engaños y reparto de cargos. El gasto público disparado y el Poder Judicial que puede perder su independencia e imparcialidad. Sueños totalitarios con apariencia progre. Pero los hechos son tozudos y hablan claro.

Los que defienden la igualdad de la mujer, su capacidad y valentía, más allá de siglas partidistas o de manipulaciones sectarias, tienen un ejemplo de alguien que se ha atrevido a plantar cara y ha ganado con un apoyo muy amplio y variado de la ciudadanía. Ha sabido oponerse al todopoderoso dúo mediático: Camaleón Sánchez y Míster Crispación.

Pongamos que hablo de Isabel Díaz Ayuso.