0

El PP de Maó se comprometería a asumir el alquiler de viviendas con la garantía de pago del Ajuntament para crear una bolsa de inmuebles que, a su vez, subarrendaría a terceros para hacer frente a la enorme demanda que hay.

Según el candidato a la alcaldía, Juan Manuel Lafuente, muchas viviendas no salen al mercado por el temor de los propietarios al impago de las mensualidades y por el tortuoso camino judicial que conlleva demandar a los morosos. Por eso, bajo determinadas condiciones, los 'populares' proponen que los propietarios alquilen sus viviendas directamente a la administración local. Esta es la propuesta más llamativa del PP en cuestión de vivienda. Otra consiste en aprovechar los talleres de Formación Ocupacional para rehabilitar inmuebles en desuso que también entrarían posteriormente en el mercado de alquiler, aumentando el número de viviendas y abaratando así los precios. En relación a un nuevo Plan General, el PP de Maó quiere incorporar medidas para reducir la contaminación acústica y aumentar así la calidad de vida. Prever un mayor aprovechamiento de aguas pluviales, y suelo urbanizable para viviendas de protección oficial son otros ejes del programa 'popular'. En otros terrenos, el presidente de Nuevas Generaciones, Alejandro Sanz Benejam, propuso ayer fijar zonas de acampada y crear un casal de juventud en el Cuartel de Santiago, además de reactivar el Consejo Municipal de Juventud para que se reúna cada tres meses -como mandan los estatutos- en lugar de hacerlo cada nueve. Maruja Cerezo, por su parte, explicó que «es necesario potenciar las guarderías para conciliar la vida laboral y familiar, y prestar especial atención a las personas mayores con iniciativas innovadoras». Un comedor social es otra prioridad del PP, «porque parece mentira, pero hay personas que no tienen cubierta esta primerísima necesidad», como apuntó Juan Manuel Lafuente. El PP de Maó subrayó la intención de dedicar el 1% del presupusto municipal al tercer mundo a través del Fons Menorquí de Solidaritat. Lafuente, concluyó que «para tener credibilidad hay que cumplir lo prometido; en este sentido, al PSOE de Maó no le hacía falta un programa electoral para estas elecciones; le bastaba con coger el de 1999 y prometer que cumplirá el 80% de los compromisos de entonces que se han quedado sin realizar».