Cartas del lector

Órdago a la grande (II) ¿Para cuándo Más por Menorca?

|

Valorar:

En el pleno de febrero el grupo del Partido Popular presentó una propuesta de acuerdo referente a la mejora de los servicios sanitarios. Concretamente pedíamos el apoyo del Consell insular de Menorca a los médicos de urgencias, tras conocer que el Govern quería recortar las urgencias del Hospital Mateu Orfila, que el servicio de calidad estuviera garantizado los 365 días del año y que el aparato de rayos X que se ha quitado en Dalt Sant Joan se reemplazara.

Va siendo habitual que sea la presidenta la que tome la palabra y defienda todos los temas, así que en esta ocasión fue ella misma, Maite Salord, la que contestó.

He de decir que la señora Salord en la oposición ejerció un trabajo razonado y razonable bajo sus principios políticos. Personalmente me pareció que su discurso estaba bien desarrollado y centrado. Hoy, la presidenta se da cuenta de que no es lo mismo gobernar que estar en la oposición, que tomar decisiones y hacer que cuadren los propósitos propios y los de sus socios, no es coser y cantar.

Cree la presidenta que pedir mejoras para Menorca es una falta de coherencia del PP en relación a algunas de las decisiones que tuvo que tomar esta fuerza política cuando gobernó en la pasada legislatura. Ante esta aseveración desacertada con la que defendió su no a la petición del PP para no perder el servicio de rayos X, he de manifestar contundentemente lo siguiente:

El Partido Popular no gobernó en Menorca en la legislatura 2011-2015 por un guá divino, sino que lo hizo con una mayoría absoluta fruto de la votación de una sociedad que, muy lejos de ser incoherente, fue consciente de la situación económica que padecían las administraciones de la Isla gobernadas por PSOE-PSM (Més per Menorca ahora).

Esa situación, ciertamente, se logró remontar por el equipo del PP y, tal y como le recordé a la señora Salord, no dejó de darse ningún servicio asistencial de los que son propios del Consell Insular, muy por el contrario reestructuramos algunos sistemas de trabajo y conseguimos trabajar con mayor eficacia y eficiencia. La prioridad fue clara, lo primero los servicios sociales, y por ello, aumentamos el presupuesto cada año, hasta llegar a representar el 25% del total de los recursos con los que contaba el Consell de Menorca, la mayor partida destinada a bienestar social de la historia.  

La presidenta manifestó su no rotundo a pedir al Govern una máquina de rayosX  para el centro de Salud de Dalt Sant Joan que los propios profesionales médicos han pedido públicamente. El Hospital Mateu Orfila tiene un equipo de rayos X que atiende a toda la isla y cuenta con una numerosa lista de espera. Hay otro equipo en la zona de poniente, concretamente en Ciudadela. Esto es todo lo que tiene una población de 95.000 personas.
Lo curioso de su respuesta ante el rotundo no es que se permitió comparar el esfuerzo que hacen las personas de Ciutadella en venir al hospital con lo quejicas que parecen los vecinos de Mahón por tener que trasladarse de Dalt San Joan al hospital, que vienen a ser, según dijo ella, 3 minutos.

Señora Salord, usted está para defender los intereses de Menorca, usted forma parte de un grupo político que se ha cambiado el nombre y ahora se llama Més por Menorca  y vd. ahora se achica ante Mallorca y no pide, cuando la economía está más saneada, cuando estamos hablando de salud y cuando el coste del aparato en cuestión no llega a los 100.000 euros. En vez de eso, permiten que el Govern haya creado un nuevo cargo de dirección de enfermeras para el Área de Salud de Menorca, un cargo a dedo, que nos cuesta a todos unos 40.000 euros anuales.

Pero es que además, para defender su postura, se permite afirmar contundentemente que no hay lista de espera de rayos X en el hospital. Señora presidenta las cifras son públicas y las dio el director general del IBSalut al visitar Menorca el 28 de enero, y si le hubiera interesado defender a los menorquines no hubiera mostrado su desinformación. Hay una lista de espera de rayos x en el hospital de 6.427 pacientes y va creciendo desde que no está el aparato en Dalt San Joan.

Pero vd. se defiende llamándonos incoherente a los consellers del PP de la pasada legislatura, en vez de buscar una solución. Nosotros no somos incoherentes, nosotros vamos a salvaguardar los intereses de los menorquines y, si hay dinero, con más razón que nunca queremos que Menorca no esté en clara desventaja con el resto de las islas.

La inversión sanitaria por residente en Menorca es una de las más bajas de todo el territorio nacional. El gasto por habitante para las Illes Balears para el ejercicio 2016 es de 1.247€ pero a los residentes de Menorca sólo se le destinarían 781€.


Así pues, ahora que la economía ha remontado y antes de que se la carguen ustedes con el estudio número quinientos de las lagartijas, haga el favor de ser Vd. coherente y ser digna abanderada del  nombre de su partido y pida Más para Menorca. ¡Vamos, lo justo!