Sorprende y no sorprende

Que el Salón Gótico del Ayuntamiento de Ciutadella siga con el mismo problema...

...el intenso frío que atenaza a quienes lo utilizan durante los meses de invierno

Valorar:
preload

26-01-2017 | Josep Bagur Gomila

QUE el Salón Gótico del Ayuntamiento de Ciutadella siga con el mismo problema desde hace décadas: el intenso frío que atenaza a quienes lo utilizan durante los meses de invierno. En los interminables plenos municipales, la alcaldesa y otros miembros de la corporación se abrigan al máximo, porque ni las estufas de butano ni el debate calientan lo suficiente.

QUE el mal tiempo que se ha registrado durante las últimas tres semanas haya impedido disfrutar del bello espectáculo de las «seques de gener» a lo largo de la costa menorquina.

QUE se haya criticado tanto el reparto de fondos de la ecotasa en vez de valorar el acierto de la restauración de las torres de Rambla y Sanitja, un patrimonio en grave riesgo de desaparición.

QUE el médico y activista social Anton Soler viaje hoy con destino a Nepal, donde tiene previsto residir un mes en un monasterio budista, el de Pema T'Sal, un centro de arte y meditación.