Sorprende y no sorprende

Que un rebaño de cabras campe a sus anchas...

Valorar:
preload
M.B.

QUE un rebaño de cabras campe a sus anchas entre la estación marítima del Cos Nou y la base militar de San Isidro, cruzando la carretera que conduce a La Mola y ocupando las aceras. Por la imagen se podría pensar que ayudan a podar los setos. Alguién podría pensar que durante el confinamiento se han adueñado de los espacios públicos.

QUE la Policía Local de Maó haya recordado a los bares de copas que es obligatorio el uso de mascarilla en el interior, la barra no puede usarse a partir de las 22 horas y hay que cerrar a las 2.

QUE una lancha navegara por el puerto de Maó con un violinista en la proa, cuya interpretación se escuchó con claridad debido a la escasa actividad náutica de estos últimos días.

QUE Marco Mezquida volviera el viernes al escenario, en el Parque Güell de Barcelona, ante 500 personas y manifestara que «no vivimos solo de la economía, sino también de la cultura».