Sorprende y no sorprende

Que la reapertura de las duchas en la playa de Son Bou...

Valorar:
preload

QUE la reapertura de las duchas y lavapiés en la playa de Son Bou, que semanas atrás se cerraron por la vigencia del estado de alarma, esté provocando algunas concentraciones de bañistas, como se observa en la imagen, donde se hace imposible guardar las distancia de seguridad. Un servicio público que quizá debería ser replanteado.

QUE el El Rais y Ses Forquilles, los restaurantes que activaron el protocolo de prevención de la covid-19, hayan recibido el apoyo de la clientela por su profesionalidad en la gestión del caso.

QUE la asociación de vecinos de Trebalúger haya tenido que renunciar a la tradicional cena de residentes de la urbanización que todos los años se celebraba a principios de agosto.

QUE la crítica del diario «El País» sobre el concierto de Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida en San Sebastián defina al pianista menorquín como un «auténtico portento» musical.