QUE la huelga en el servicio de recogida de basuras haya generado ya algunos gestos de movilización y acción ciudadana, como en esta calle de Maó donde se ha colgado un improvisado y rudimentario cartel en el que se indica:«No dejar más basura aquí!!! Que cada uno se la deje en casa. Gracias». Lo mismo que pide el Ayuntamiento.

QUE la zona de aparcamientos habilitada en los solares sin edificar junto a los cuarteles de Santiago de Maó haga también las funciones de marina seca con alguna embarcación.

QUE los recursos se hayan convertido en una pesadilla para la licitación de contratos públicos, y que uno de los últimos en paralizarse por esta causa sea el de ayuda a domicilio de Maó.

QUE las diversas alturas que alcanzan las montañas de basura en las localidades donde hay huelga de recogida permita afirmar que el civismo y el compromiso vecinal va por barrios.