WindRose: «Tocar en Can Jordi es lo más impresionante que hay para alguien de Ibiza porque es el templo de la música en directo»

Valorar:
preload
WindRose: «Tocar en Can Jordi es lo más impresionante que hay para alguien de Ibiza porque es el templo de la música en directo»

Sophie Princic y Cristina Sainz, componentes de WindRose, se transforman en Sardinas Negras para el Periódico de Ibiza y Formentera y la Televisió d’Eivissa i Formentera.

06-03-2018 | IRENE ARANGO

Las mujeres también son rockeras. En ocasiones mucho más que los hombres. Hay decenas de ejemplos a lo largo de la historia de la música y ahora, desde hace unos tres años, se han subido a la ola el grupo ibicenco WindRose, compuesto por Sophie Princic, Cristina Sainz, Zoe Ortiz y Luis Iglesias, que ha sustituido recientemente en el bajo a Sara Arribas. Con las dos primeras quedamos en Talamanca y viendo el mar y entre risas, confidencias y juegos descubrimos por qué actualmente son uno de los grupos más solicitados de nuestra isla dando conciertos semana tras semana, incluso en los meses de fuera de temporada. Y eso que aún están por sacar su primer disco. Tiempo al tiempo porque escuchándolas hablar y cantar nos queda claro que tienen un gran futuro por delante.

—Muy buenos días. Viendo la agenda de conciertos que tienen por delante podemos decir sin duda que tenemos con nosotros a uno de los grupos más cotizados de Ibiza...

—(Risas). Muchísimas gracias. Hacemos lo que podemos.

—El caso es que mucha gente nos pregunta de dónde sacan el tiempo para llegar a todo.

—Pues el tiempo para nosotras es un factor clave porque siempre vamos muy justas. Nos gustaría que el día tuviera más horas para poder tener más variedad de temas que ofrecer en nuestros conciertos pero desgraciadamente eso no lo podemos cambiar. Así que sí, últimamente casi no podemos ni respirar.

—Normal. Por ejemplo, antes de que se emita el programa y salga esta entrevista tienen ni más ni menos que cuatro conciertos programados.

—Es verdad. Si todo va bien habremos actuado en Santa Eulària, en el Paseo Vara de Rey de Ibiza con motivo del Día Internacional de la Mujer, en Es Galliner de Sant Josep el sábado por la noche en el correbars y el día 9 también... En fin, que aunque no lo parezca casi estamos en temporada alta. (Risas).

—Y eso que tienen que compaginar su tiempo en WindRose con otros trabajos...

—Llevas razón... Y ahora con Luis, nuestro nuevo bajista, aún mucho más porque él toca en otras bandas. Lo tenemos explotado (Risas).

—Ustedes son el vivo ejemplo de que las mujeres también son rockeras. ¿Cómo definen su música?

—Como un poco de todo, aunque fundamentalmente hacemos hard rock con influencias de todo tipo. Intentamos beber de todos los estilos que nos gustan y que hemos escuchado desde hace mucho tiempo.

—¿Cómo quienes?

—Pues, por ejemplo, yo que soy la cantante del grupo me encanta Aurora & The Betrayers. Ella, Aurora García, es una cantante de otro planeta y ojalá yo pudiera cantar sólo un 10% de lo que hace ella.

—¿Cómo surgió la idea de crear WindRose?

—Bueno yo, Cristina, ya tenía un grupo hace mucho tiempo que se llamaba Arcadia junto a Zoe. Teníamos unos 15 o 16 años cuando empezamos pero lo disolvimos porque ella se fue a vivir fuera. Después, cuando ella volvió a la isla pensamos que sería una magnífica idea volvernos a juntar y nos sumamos a Sara Arribas al bajo y a Sophie como cantante. Y aquí estamos.

—¿Entonces usted lleva la música en vena?

—No sé si tanto. Es cierto que siempre me ha gustado mucho la música y recuerdo los años de Arcadia como muy divertidos. Después, por temas de trabajo y porque tuvimos hijos, la vida nos separó hasta que nos volvió a reunir.

—¿Se encontraron muchos problemas al ser en un inicio un grupo de música solamente compuesto por mujeres?

—Realmente no lo sée porque nunca he tocado la guitarra como un hombre (Risas). Ahora en serio, pienso que cada vez hay menos diferencias entre los dos sexos en la música porque ya no se ve tan raro que haya grupos de mujeres. Eso sí, aún hay muchas mujeres que tienen que dejar de lado su pasión por temas familiares o de trabajo.

—Es que al final parece que necesitáis más de 24 horas al día para todo lo que tenéis que hacer. Sois auténticas heroínas.

—Es verdad. En el tema de la música te das cuenta de que es completamente vocacional. Afortunadamente Youtube o los nuevos canales de las redes sociales hacen que poco a poco todo esté más normalizado.

—¿De dónde sacaron el nombre del grupo?

—Fue casi de repente aunque tardamos mucho porque le dimos muchas vueltas e hicimos un amplio brainstorming. (Risas)

—Hasta el momento hacen versiones de canciones rock, blues o funk... ¿Para cuándo un disco con temas propios?

—Pues ojalá llegue pronto. Es la idea que tenemos desde que creamos el grupo pero componer es un tema arduo que lleva mucho tiempo, y viendo cómo estamos y todos los conciertos que tenemos cerrados, de momento está complicado. Eso sí, ya tenemos algunos temas que nos encanta presentar cuando cantamos en directo.

—Sé que siempre pregunto lo mismo pero sacar un disco en los tiempos que corren, ¿es de valientes o de locos?

—(Risas). No sé. Lo que hay que tener es mucha ilusión. Afortunadamente, aunque hay muchos problemas con la piratería o con las descargas también a día de hoy las redes sociales suponen una importante oportunidad de marketing para llegar a todos los lugares del mundo. Es cuestión de poder o saber aprovecharlo. Nosotras vamos poco a poco aunque nuestro sueño es poder vivir en un futuro de nuestras propias creaciones.

—Con todos los sitios en los que han tocado en Ibiza... ¿Cuál es el que más les ha impactado?

—Sin duda, Can Jordi. Es un sitio mítico y el auténtico templo para la música en directo de Ibiza. Nosotros hemos tocado dos veces y en las dos nos han pasado cosas curiosas. La primera vez estaba por llover y tuvimos que tocar desde dentro y la segunda, hacía mucho frío y yo, Sophie, estaba muy enferma y me pasé todo el concierto sufriendo. (Risas)

—Entonces, para los que nunca hemos cantado en directo, entre otras cosas porque tenemos un oído de madera como yo, ¿se pasan tantos nervios encima de un escenario?

—(Risas). Sobre todo al principio cuando ves la cara de la gente en las primeras canciones. Cuando no sabes cómo reaccionarán o si les gustará lo que estás cantando. Luego, si ves que la gente responde los nervios se pasan enseguida. Y si no pues... (Risas)

—¿Qué tiene Can Jordi que lo hace tan especial para los cantantes?

—Muchas cosas pero sobre todo su contacto con el público. Y también a Vicent, su dueño. Se porta genial y sin él nada sería posible.

—Además, han sido capaces de todo lo contrario... Tocaron en un estudio de radio, el de la SER de Ibiza.

—(Risas) Es verdad. Allí hicimos formato acústico y tocamos más suave. Y no creas, tiene su mérito organizarse en un sitio tan pequeño. Eso sí, mejor grabado que en directo, porque uno de los días casi nos morimos de los nervios. No, en serio, Víctor Guerreo nos trata muy bien y nos lo pasamos genial. (Risas)

—¿Y cómo es tocar en las fiestas de los pueblos?

—También mola mucho. De hecho, tenemos un gran recuerdo de la primera vez que actuamos en las fiestas de Sant Agustí. Había muchísima gente y nos pusieron un sonidazo. De hecho, casi de todos los sitios tenemos muy buenos recuerdos y cientos de anécdotas. (Risas)

—¿Como por ejemplo?

—Pues en nuestra primera actuación en el Surf Lounge de Sant Antoni casi hacemos surf con los chicos de allí. Estábamos tan cerca de la ola que nuestra batería se mojó completamente. (Risas). Además, en otro de los conciertos yo, Sophie, llevaba unos zapatos que me encantan pero que son muy complicados para andar y yo creo que la gente estaba más atenta de si me caía o de mis pasos que de lo que cantaba. E imagínate, yo acabé con un dolor enorme de gemelos. (Risas).

—¿Han viajado ya a la Península?

—Todavía no pero estamos en ello. Nos encantaría poder tocar en Madrid, Barcelona, Valencia y ya puestas a pedir en Los Ángeles o Nueva York. De hecho si nos llaman de Estados Unidos componemos un repertorio propio en una sola semana. (Risas).


PEQUEÑA BIOGRAFÍA

WindRose es un grupo formado por Cristina Sainz a la guitarra, Luis Iglesias al bajo, Zoe Ortiz en la batería y Sophie Princic, la voz. En su origen también estuvo Sara Arribas. Comenzaron a tocar en torno a noviembre de 2015 y desde entonces no han parado de ofrecer conciertos de versiones de temas rock, punk o funky, siempre con un filtro muy especial.


A FONDO

✎ UN LIBRO. Cien años de soledad (S) - El poder de la hora (Cristina)

✎ UNA PELÍCULA. Antes del amanecer (S) - La historia interminable (C)

✎ UNA SERIE. Juego de Tronos (S) - The Blacklist (C)

✎ UN GRUPO. Aurora García (S) - Mr. Big (C)

✎ UN COLOR. Blanco (S) / Fucsia (C)

✎ UN PLATO DE COCINA. Cualquiera que no lleve un animal muerto (Las dos)

✎ UN DEPORTE. Patinaje sobre hielo (S) / Baloncesto (C)

✎ UN VIAJE QUE NUNCA OLVIDARÁ. Interrail por Europa (S) / Ruta 66 (C)

✎ UN LUGAR DE LA ISLA DONDE SE PERDERÍA. El norte (S) / Cualquiera (C)

✎ UNA MANÍA. La simetría (S) / La tardanza (C)

✎ UN DEFECTO. Soy borde a veces (S) / Poca paciencia (C)

✎ UNA VIRTUD. Estudiosa (S) / No lo se (C)

✎ UN SUEÑO POR CUMPLIR. Sacar nuestro primer disco (Las dos)

✎ ALGUIEN A QUIEN ADMIRE. Las que empezaron en la música (S) / Steven Tyler (C)

✎ TE HUBIERA ENCANTADO SER... Diseñadora gráfica (S) / Veterinaria (C)

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.