'Shooting' de Isabel Guarch

La joyera trabajó en distintos escenarios de La Residencia para reflejar la magia del paisaje mallorquín

Pollença |

Valorar:
Esteban Mercer - Entre amigos

El fotógrafo José Urbano captando un primer plano.

José Urbano
Esteban Mercer - Entre amigosEsteban Mercer - Entre amigosEsteban Mercer - Entre amigosEsteban Mercer - Entre amigosEsteban Mercer - Entre amigos

La joyera Isabel Guarch, que tiene un gusto exquisito para todo y es una de las grandes representantes del Made in Mallorca, isla en la que se inspira para crear sus joyas más icónicas que han seducido a tantas y tantas personalidades de gusto irrefutable como la mismísima reina doña Sofía, que las luce como nadie, eligió un enclave de lujo para llevar a cabo la sesión de fotos de su próxima y esperada colección, El Olivo.

Nada hay más mediterráneo que un olivo milenario, de hecho el que preside la plaza de Cort, regalo de Pollença, que es mi pueblo, a Ciutat, sirve para dar la bienvenida a muchos turistas que conocen su leyenda, y cuando lo ven, corren a abrazarse a él para cargar sus energías con la sabiduría de este árbol que si pudiera nos contaría la historia sin mentiras. Los árboles no mienten, pruébenlo si un día están bajos de ánimos, abrácense a un árbol y cárguense de energía positiva. Es gratis.

Sigo con Isabel que siguiendo la línea de inspiración de sus colecciones: Mallorca, el Mediterráneo y sus tradiciones, con su equipo se trasladaron a uno de los lugares de la Isla que mejor aúna esta idea, Belmond La Residencia, con sus bellos olivares, que en esta ocasión cobraron protagonismo a través de las joyas. Los olivares del hotel forman parte de un recorrido poético que es visitado por cientos de personas. Desde el jardín montañés, la vista al mar es maravillosa y su puesta de sol, única. Ahí es donde tuvo lugar la sesión que hoy les mostramos.

Se desarrolló siguiendo todas las medidas de seguridad marcadas por el protocolo COVID, lógicamente, pero lo importante es que nadie de los que siguen adelante para por estas restricciones. Solo los idiotas hacen el bobo. Isabel Guarch trabajó en distintos escenarios de La Residencia para reflejar no sólo la belleza de las piezas de El Olivo, sino también la magia del paisaje mallorquín.

Para poder completar la sesión de fotos ha contado con la colaboración de otro establecimiento de lujo local, Rialto Living, que cedió la ropa con la que resaltar la belleza de las piezas de la colección. Sin duda Isabel más Bárbara Bergman y su marido Klass Kall, recién casados por cierto, y eso que llevan cerca de treinta años juntos como pareja, son una combinación perfecta.

El escenario, internacional y local al mismo tiempo no puede ser mejor. De hecho para rodar el episodio mallorquín de Mis Hoteles favoritos, el programa que presento y que se ve en más de medio mundo, elegimos La Residencia pues en la Serra Nord no tiene rival, al menos por ahora. Hay otros maravillosos también, pero que unan encanto y tradición, huéspedes históricos de lujo y que además resulten cool, hay todavía pocos. Todo se andará.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.