Tamara Gorro.

2

Tamara Gorro reapareció en televisión tras su ruptura con Ezequiel Garay. Lo hizo, entre lágrimas, en Viva la vida para defender a su todavía esposo. Justo antes de acabar el espacio presentado esta vez por Sandra Barneda ante la ausencia de Emma García, la influencer entró por teléfono tras emitirse un informe sobre las posibles causas de la ruptura en el que se daba voz a personas anónimas. «Respeto vuestro trabajo cien por cien y el de todos los colaboradores. Nunca os voy a culpar de nada, porque sé cómo funciona este mundo. Por favor, estoy enferma. No le he hecho nada a esa persona que ha entrado, lo que ha contado es mentira. Mi marido es excepcional», dijo sobre Garay y las acusaciones de deslealtad por parte del exfutbolista.

Aunque reconoce que no está bien, va a luchar para que ciertas personas no se suban «al carro», a la vez que defiende al padre de sus dos hijos. «Miles de matrimonios se toman un espacio. No siempre se tiene que terminar mal. No os lo digo a vosotros, pero estoy enferma y me quiero curar. Os lo pido, por favor, a la gentuza que se quiere subir al carro».

Su peor momento

Gorro no atraviesa su mejor momento. La empresaria avisó el pasado mes de diciembre que estaba recibiendo atención psicológica por un problema de salud mental y, poco después, llegó la noticia de su ruptura con Ezequiel Garay, con el que todavía se ve en el futuro.

Hace unos días, la influencer, de 34 años, transmitió a la prensa su deseo de retomar la relación con el futbolista tras doce años de relación y dos hijos en común. «Nuestra intención es morir juntos, ya está. Lo que pasa es que ahora me veis muy flojita. Me he propuesto, por mis narices, salir de esta. Y voy a salir».