La surrealista conexión Mayka Navarro con su perro en 'Ya es mediodía'

Madrid |

Valorar:
La surrealista conexión Mayka Navarro con su perro en 'Ya es mediodía'

La surrealista conexión Mayka Navarro con su perro en 'Ya es mediodía'

Ya es mediodía no para de dejarnos momentos insólitos. Si el pasado 28 de diciembre el programa gastaba una broma a su presentadora y a algunos de sus colaboradores haciéndoles creer que los tertulianos de la sección 'fresh', en la que se tratan temas del corazón, este jueves una conexión con una de sus periodistas dejaba atónita a Sonsoles Ónega, presentadora del espacio.

Conectaban desde plató con Mayka Navarro, encargada de informar sobre la situación en la que se encuentra Ángela Dobrowolski, que ha ingresado en prisión preventiva después de intentar por segunda vez entrar en casa de su exmarido, Josep María Mainat, violando así la orden de alejamiento impuesta contra ella.

Mientras contaba la información, Navarro ha comenzado a balbucear mientras miraba a un lado. «Perdonad que me he desconcentrado, luego os cuento lo que estaba pasando a mi alrededor», le ha dicho a sus compañeros, quienes atendían a la escena con gran intriga.

«Me he quedado con las ganas de saber lo que había pasado y qué le había desconcentrado», ha confesado Sonsoles Ónega tras verse obligados a interrumpir la conexión por problemas técnicos con el micrófono que sujetaba la periodista.

Poco después, Ya es mediodía lograba recuperar la conexión con Navarro, que ha desvelado lo que había pasado. «Un grupo de vecinos del barrio me estaban...», ha comenzado a decir, deteniéndose a la mitad confesando que «no, no es verdad... Simón, ya está, no pensaba decirlo pero lo digo», ha dicho tras llamar por su nombre a su perro.

La presentadora del programa, a sabiendas de que se trataba de la mascota de Mayka, le ha preguntado a su compañera qué había ocurrido. «Lo he acabado encerrando», le ha dicho esta mientras la cámara enfocaba al can dentro del portal. «En mitad del directo ha cruzado en rojo. Menos mal que los vecinos lo han parado. Menos mal. Estaba hablando contigo y con un ojo lo veía, no podía concentrarme», ha explicado.

Lo ocurrido le ha valido a Navarro una buena reprimenda de Sonsoles, que le ha preguntado por qué no le había puesto la correa. «Tienen que ir atados que después pasan estas cosas. Le llega a pasar algo a Simón y me muero», le ha dicho enfadada mientras la dueña del animal le daba la razón.

Instantes después la periodista ha sacado a su mascota del portal y sosteniéndole en brazos ha continuado dando los datos sobre el caso Mainat. «Desde luego, Mayka Navarro, se podrá decir cualquier cosa pero, hija, eres periodista hasta el final, con el perro en brazos, sin él... te doy las gracias», le ha agradecido Ónega.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.