La presentadora Sandra Barneda durante el último programa de la 'Isla de las Tentaciones'. | Twitter 'La Isla de las Tentaciones'

Cada día que pasa se nota más que los sentimientos y las emociones de los concursantes de la 'Isla de las Tentaciones' están a flor de piel. Durante la semana ya se han podido ver adelantos en exclusiva de lo que se ha mostrado íntegramente este jueves en Telecinco, pero lo que se ha vivido en esta última emisión no ha dejado indiferente a nadie. Los concursantes cada vez están encontrando más conexión con sus tentadores y se dejan llevar por el momento y eso, pasa factura, sobre todo en la hoguera.

Precisamente, este jueves la presentadora Sandra Barneda ha vivido uno de los momentos más tensos de esta última edición después de que Mario haya perdido los nervios al ver las imágenes de su novia Laura. Después de que Mario volviera a caer en la tentación con otra de las chicas de la villa después de reconciliarse con Laura, ella decidió romper del todo la relación y volvió a estar con su tentador favorito, Adrián. «Qué asco, qué asco me da verlo», ha dicho Mario al ver como se besaban. No obstante, ha sido cuando ha visto un juego de hielos cuando ha perdido el control. Mario se ha levantado y ha dado una patada al atril donde se encuentra la tablet del programa. «¿Pero cómo le están chupando eso, tío?», ha gritado fuera de sí.

A Sandra Barneda le ha sorprendido la reacción, pero ha respondido inmediatamente. «Coloca bien el atril. Todavía estoy esperando una disculpa. Este tipo de actitudes no se pueden consentir. ¡No hay más imágenes para ti! Si no le hubieses dado la patada podrías haber visto el final del vídeo o más imágenes», ha dicho muy enfadada.

El castigo de Javi

Noticias relacionadas

Tras la huida de la gala anterior, Javi ha recibido el castigo del programa. Cuando estaban sentados esperando para ver las imágenes, Sandra le ha comunicado que estaba expulsado de la hoguera y que no podría ver las imágenes de su novia. «Javi, hay imágenes de Claudia para ti, pero no vas a verlas porque estás expulsado de la hoguera. En este mismo instante debes regresar a Villa Paraíso», le ha dicho Sandra. Lejos de tomárselo mal, Javi se ha levantado y se ha ido son quejarse. Eso sí, le ha pedido a sus compañeros que miraran bien las imágenes de Claudia para que luego se lo pudieran contar. «Eso me pasa por hacer el tonto», ha dicho mientras se alejaba.

Pero Javi no ha sido el único que no ha visto imágenes. Tras la huida del jugador de pádel, Claudia se agobió mucho, empezó a pensar aún más en el sentido de la relación que tienen y está conociendo a Álvaro, que la está apoyando en estos momentos. Cabe recordar que Claudia había sido desterrada tras este episodio y ayer tenía la opción ver elegir entre ver las imágenes o no. «Por una vez estoy pensando en mí y me condicionaría aún más. Necesito pensar en mí por una vez. Estoy conociendo a Álvaro, que me parece un chico diez», ha argumentado rechazando ver las imágenes de su pareja.

Una hoguera complicada

Además de la expulsión de Javi y el arrebato de ira de Mario, Sandra también ha vivido un momento complicado, pero muy bonito con Samu. El concursante muestra estar muy enamorado y las imágenes de su novia Tania con Hugo le están destrozando. Lo primero que vio fue a su novia tirar el anillo que él le regaló cuando hicieron un año juntos. Samuel no ha entendido esa reacción y se ha preguntado que había visto ella para actuar así.

En ese momento, no ha podido contener las lágrimas y ha pedido ver a su madre porque ya no soporta los besos de su pareja con Hugo Paz. Sandra se ha emocionado y en ese momento le ha dado un abrazo para intentar consolarlo. «Que no te quieran como tú quieres que te quieran, eso es lo que hace más daño, Samu... Piensa en ti», le ha dicho la presentadora.