TW
19

La espontaneidad traicionó a Maria Jesús Bagur. La portavoz del PSM y alcaldesa in pectore de Ciutadella desde febrero de 2026 a junio de 2027 dijo la verdad al afirmar que la desnaturalizada moción de censura no pretende «censurar nada ni a nadie». Pero al mismo tiempo incluye la pública ejecución y sin anestesia, en el Salón Gótico municipal, de la alcaldesa Juana Mari Pons Torres.

Es el habitual «sí, pero no; no pero sí» que practica el PSM. Un año después de no haber sido capaces de ponerse de acuerdo, las tres formaciones de izquierda de Ciutadella han hallado la piedra filosofal para alcanzar el gobierno municipal. La pócima mágica se llama ‘moción de censura’, pero, sorprendentemente, no incluye reproche ni censura.

La pretendida justificación es de naturaleza aritmética: la izquierda obtuvo en las elecciones de mayo de 2023 el 51,43 por ciento de los votos. Y según interpretan algunos augures del PSOE y el PSM -pero no todos- el gobierno en minoría del PP «no representa la voluntad de la mayoría de ciutadellencs».

Porque la gran cuestión de fondo no es, hoy,    la minoría o la mayoría, que la izquierda dilapidó hace un año, cuando también perdió la confianza de gran parte de sus electores.

Es la gestión

La pregunta sin respuesta, ahora mismo, consiste en si un gobierno local de once concejales y dos alcaldes,    formado por tres partidos distintos que son adversarios políticos y que concurren a las elecciones con programas distintos, será más eficaz    y actuará con más cohesión y coherencia que el equipo de gobierno de nueve ediles, encabezado por la alcaldesa Pons Torres.

En esta encrucijada, cuyo desenlace marcará el devenir de la política municipal de Ciutadella durante los próximos años, la izquierda usufructuará la potestas -el mando administrativo al ejercer cargos políticos- mientras que la auctoritas seguirá en manos del PP. Vox no está ni se le espera porque no sabe ni contesta.

Muchas preguntas   

El PP está en un tris de perder la alcaldía, pero retendrá la auctoritas que se ha ganado durante este año de gobierno. Pierde la alcaldía pero conquista la condición moral y logra la legitimidad social por los hechos. Por la manera cómo ha afrontado y gestionado el gobierno local en minoría.

No todo está escrito. Hay tantas preguntas sin respuesta como dudas que nadie se atreve a contestar. Falta mucho por explicar en este juego de tronos de vuelo gallináceo,    que algún día se escribirá.

Entre otras muchas cuestiones, por qué Sandra Moll Taltavull, número dos de la candidatura del PSOE y la única edil que repitió de los cuatro concejales socialistas del anterior mandato, ha dado un paso a un lado y ha cedido la alcaldía compartida al número tres, Llorenç Ferrer Monjo.

Cerdá y Capó     

No solo qué opinan, sino, ¿qué dicen Carol Cerdá, que fue la número 1 del PSOE en mayo de 2023, y Pedro Capó, que dimitieron en febrero?, ¿comparten la estrategia que con tanto entusiasmo protagonizan Sandra Moll y Susana Mora?

A nadie extrañó la ausencia de Cerdá y Capó a la asamblea de trámite celebrada en la tarde del jueves, cuando todo estaba atado y bien atado por quienes pergeñan el acuerdo al amparo del silencio de los corderos. Y cuando una imagen vale más que mil palabras, la fotografía de portada de «Es Diari» del viernes expresa una parte de la historia que aún no se ha contado.

¿Cómo está viviendo este momento convulso Ester Mascaró, que con Bernat Casasnovas relevaron a Carol Cerdá y Pedro Capó? Escribió San Jerónimo que «la cara es el espejo del alma y los ojos confiesan en silencio los secretos del corazón». La imagen obtenida por Katerina Pu es un artículo periodístico en sí misma.

Incógnita Juaneda

Més persiste en cerrar filas y página en torno a la inesperada y no explicada renuncia de Josep Juaneda a todos los cargos -públicos e institucionales- que desempeñaba la coordinación general de la formación y la portavocía en el Consell.

Y Juaneda, que no asistió a la asamblea, no quiere conceder entrevistas ni hacer balance de su trayectoria política. Ha desaparecido en combate.   Lo más hiriente es que la nota de prensa difundida por Més, cada vez más breves, no incluye ninguna referencia a    Josep Juaneda. El innombrable.

Preguntas de la semana

  • ¿Cuándo inició la Guardia Civil la investigación sobre los pozos y el suministro de agua potable a Ciutadella?                                     
  • ¿Por qué decidió, en 2019, el empresario Valeriano Allés denunciar las irregularidades en el uso público de los pozos privados de Ses Arenes?
  • ¿Quiénes han sido detenidos, imputados y están siendo investigados en sede judicial y por la Guardia Civil en el que se llama ‘caso pozos’?       
  • ¿Cómo afectará esta cuestión, judicial y policial, a la estabilidad del nuevo gobierno municipal de Ciutadella?                                                   
  • ¿Cuándo se levantará el secreto de las actuaciones y se hará público su contenido?