Primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, en su discurso ante la COP26. | POOL

2

La polémica en el seno de la COP26 está servida. Líderes de la Cumbre del Clima que se está celebrando estos días en Glasgow (Reino Unido) para tratar de reducir las dramáticas consecuencias que ya se prevén por el cambio climático hacen oídos sordos a sus propias recomendaciones.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson han sido los protagonistas. Ambos han optado por viajar en avión trayectos cortos, al mismo tiempo que en la Cumbre del Clima se está apostando y estudiando métodos alternativos menos contaminantes.

Von der Leyen: 18 trayectos en jet privado

El primero de los deslices lo provocó Von der Leyen. The Telegraph publicó que la presidenta viajó en jet privado para recorrer apenas 50 kilómetros. Según afirma este medio, Von der Leyen ha optado por el jet privado en 18 de sus 34 viajes oficiales desde 2019.

La noticia, publicada en la prensa británica este martes, ha levantado críticas a la mandataria, entre ellas, las de la activista ecologista Greta Thunberg.

Sin embargo, en lugar de ser escarmiento para el resto de líderes, días después se ha repetido exactamente la misma historia, aunque cambiando los protagonistas.

Johnson opta por el jet tras rogar luchar contra el cambio climático

En esta ocasión, ha sido el primer ministro británico quien ha optado por utilizar el jet privado. Lo ha hecho también para viajar -en un corto recorrido- y para acudir una cena con amigos periodistas del «Daily Telegraph».

Y todo ello tras participar en la Cumbre del Clima y advertir de que el mundo se dirige «hacia el Juicio Final» si no se frena el cambio climático.

La presidenta del Partido Laborista, Anneliese Dodds, ha calificado de «hipocresía abrumadora» los hechos.