Reunión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en 2019. | ---/Kremlin/dpa

0

El Gobierno de Rusia ha asegurado que «no descarta» un despliegue militar en Cuba y Venezuela, en plena escalada de tensiones con Occidente por las últimas movilizaciones en torno a Ucrania y tras el envío de tropas a Kazajistán, a raíz de las últimas protestas contra las autoridades. El viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, se ha referido a la presencia militar en América Latina en una entrevista con la cadena RTVI. «No quiero confirmar o descartar nada», ha declarado Riabkov, quien ha apostillado que todo «depende» de los pasos que dé Estados Unidos.

En este sentido, el viceministro ha defendido el derecho de Moscú de reaccionar ante hipotéticas «provocaciones», si bien ha apostado igualmente por la diplomacia para resolver cualquier disputa con otros países, también con la Administración que encabeza Joe Biden. El Gobierno ruso ha reiterado en varias ocasiones su compromiso con Cuba, Venezuela y Nicaragua, países a los que ha ayudado tanto en términos políticos como económicos en estos últimos años.

Moscú ha dicho sentirse amenazado por la creciente presencia de la OTAN en el este de Europa y ve con especial preocupación el acercamiento de Ucrania a la Alianza Atlántica. El miércoles, los países de la OTAN y Rusia celebraron el primer consejo en dos años y medio.