El papa Benedicto XVI en una fotografía de archivo. | Reuters

0

El Papa emérito Benedicto XVI no tomó medidas contra clérigos en cuatro casos de presuntos abusos sexuales en su arquidiócesis cuando era arzobispo de Múnich, según ha revelado un informe este jueves. Se pidió al bufete de abogados de Múnich Westpfahl Spilker Wastl (WSW) que investigara las denuncias de abusos sexuales en la archidiócesis de Múnich y Frisinga entre 1945 y 2019.

El informe, encargado por la arquidiócesis, dijo que había al menos 497 víctimas de abusos, principalmente hombres jóvenes. Muchos otros casos probablemente no habían sido denunciados, dijeron los abogados. Un portavoz del Papa emérito no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Benedicto XVI, ahora de 94 años, ha estado viviendo en el Vaticano desde que renunció como pontífice en 2013. Los abogados se encargaron de averiguar quién sabía qué y qué medidas tomaron.

La atención se ha centrado en Joseph Ratzinger, más tarde Papa Benedicto XVI, quien fue arzobispo de Múnich y Frisinga entre 1977 y 1982. Al presentar el informe para el bufete, el abogado Martin Pusch dijo que Ratzinger no había hecho nada contra los abusos en cuatro casos. «En un total de cuatro casos, llegamos a un consenso de que hubo una omisión», dijo Pusch, añadiendo que el Papa emérito había negado «estrictamente» su responsabilidad en respuesta a las acusaciones.