Fotograma de una grabación de los combates en Mariúpol. | Twitter: @Polk_Azov

5

El llamado batallón Azov, encargado de la defensa de Mariúpol, al sudeste de Ucrania, resiste en la ciudad en ruinas por los insistentes bombardeos rusos al menos de momento, pese al incremento de la potencia de fuego de las fuerzas prorrusas del Donbás, y el apoyo con que estas cuentan de las brigadas chechenas y del resto de divisiones rusas desplegadas en la zona. «Tienen aviones y barcos [los rusos], tienen mucho equipamiento... Pero el regimiento de Azov continua destruyendo al invasor en las calles de la Mariúpol ucraniana» reza una de las últimas publicaciones propagandísticas de esta controvertida fuerza militar.

Solo hay alguien que despierte un mayor interés bajo la óptica externa que las milicias chechenas comandadas por el presidente de esta república rusa y señor de la guerra, Ramzán Kadyrov, y esos son precisamente los integrantes del batallón Azov; en su origen extremistas con conexiones en distintos puntos del mundo y hoy miembros de la Guardia Nacional de Ucrania de pleno derecho, tras la invasión decretada por Vladímir Putin el pasado 24 de febrero que, recordemos, quería «desnazificar» el país vecino según sus propias palabras.

En el siguiente vídeo, compartido por un perfil en redes sociales que difunde propaganda favorable a los intereses de Ucrania en el actual contexto bélico, se aprecian a vista de dron dos fuertes detonaciones en dos carros de combate marcados con las 'Z' de la invasión de Putin. Cabe hacer especial mención en la destrucción que se aprecia por todas partes, rodeando a los tanques.

Noticias relacionadas

Este lunes las fuerzas rusas han incrementado su presión militar sobre el Donbás. También incrementan sus operaciones para controlar por primera vez en lo que llevamos de invasión la ciudad portuaria meridional de Mariúpol. Su importancia radica en su condición de nexo entre las zonas controladas por los rusos en el oeste y el este, y pese a haber quedado devastada por semanas de asedio y bombardeos las defensas ucranianas entorno al batallón Azov no dan su brazo a torcer.

«Hay decenas de miles de muertos, pero incluso a pesar de esto, los rusos no están deteniendo su ofensiva», ha afirmado este mismo lunes el presidente Volodímir Zelenski al parlamento de Corea del Sur por videoconferencia.

Según el último informe del estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra, las fuerzas rusas han ganado terreno en la ciudad de Mariúpol en las últimas 24 horas. La ciudad, objetivo principal de la ofensiva rusa, está dividida en dos; mientras el centro hace tiempo que permanece en manos rusas, tanto el puerto principal de Mariúpol, en el suroeste, como la planta siderúrgica Azovstal, en el este, permanecen en manos ucranianas.