Un testigo asegura que el atacante tenía un arma larga, probablemente un fusil, | Claus Bech

1

La Policía danesa ha confirmado que hay víctimas mortales como consecuencia de los disparos que se han efectuado este domingo en el centro comercial Field's de Copenhague. El inspector jefe de la Policía Soren Thomassen ha informado de «tres víctimas mortales, entre ellas un hombre y dos jóvenes, y tres heridos en estado crítico» y ha confirmado la detención de un individuo de origen danés de 22 años que fue arrestado frente al centro comercial poco después de llegar los agentes. Thomassen no ha concretado si se trata de un atentado terrorista, ya que por el momento se desconocen los motivos del ataque. «Estamos investigando este incidente y no podemos negar que sea terrorismo», ha apuntado, según recoge el diario 'Jyllands-Posten'. La primera alerta sobre el tiroteo fue recibida por la Policía sobre las 17.30 horas, ha indicado Thomassen, que ha explicado que se efectuaron disparos en varios puntos del centro comercial. Mientras, continúa el registro de la zona. «Tenemos que estar absolutamente seguros de que controlamos la situación. Es una gran operación», ha destacado Thomassen.

Las fotografías difundidas en redes sociales muestran a agentes de la Policía fuertemente armados y varias ambulancias. La Policía ha acordonado todo el centro comercial y hay un helicóptero vigilando el área. Los testigos han aseguado que han podido escuchar entre tres y cuatro disparos e incluso algunos pudieron ver al atacante, quien iba vestido de negro y disparó contra la multitud con una pistola, ha relatado Rikke Levandovski en declaraciones a la cadena TV2. «Al principio la gente pensó que era un ladrón. Todos se paraban en el pasillo para mirar y entonces me paré y pensé '¿Qué es lo que pasa? Entonces de repente escuché disparos y me resguardé dentro de una tienda», ha relatado. El tirador »llevaba ropa negra«. «No era muy alto. No llevaba nada tapándole la cara ni nada por el estilo y llevaba una pistola», ha explicado.

«Simplemente disparó a la multitud», ha señalado. Otro testigo, Mahdi al Wazni, ha asegurado que el atacante tenía un arma laga, probablemente un fusil, y ha asegurado que en un momento dado llevaba el arma a la espalda. «Estaba con mis tres hijos pequeños en el centro comercial probándome ropa en H&M cuando escuché tres o cuatro detonaciones. Eran sonidos muy fuertes. Parecían disparos hechos junto al H&M, en la primera planta», ha relatado un testigo consultado por DR, Laurits Hermansen. Cuando escuchó los disparos huyó del lugar y pudo ver a gente mientras entraba en la tienda de ropa gritando «¡Hay disparos! ¡Hay disparos!». Para esta misma noche estaba previsto un concierto del cantante británico Harry Styles en el Royal Arena, muy cerca del centro comercial Field's.

En un primer momento se iba a mantener el concierto, pero finalmente ha sido suspendido pese a que parte de los asistentes ya habían ingresado en el recinto, según ha informado personal de seguridad al diario 'Ekstra Bladet'. Una de las primeras reacciones ha sido la de la comisaria de Interior de la UE, Ylva Johannson, quien ha destacado que «la Policía danesa está dando prioridad a la seguridad inmediata de la gente» tras este «horrible» tiroteo. «Las imágentes de este cobarde ataque no deben ser compartidas por Internet. Nuestros pensamientos están con las víctimas y sus familias», ha apuntado.