Central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania. | Europa Press

0

Ucrania ha denunciado este jueves nuevos bombardeos sobre las instalaciones de la central nuclear de Zaporiyia, según cuenta la compañía ucraniana Energoatom. «Han dañado la estación de bombeo de aguas residuales», ha asegurado la empresa nuclear, que ha informado de una «gran cortina de humo en las cercanías» de la planta. Energoatom ha contado que «han golpeado muy cerca» de las instalaciones.

«La situación está empeorando porque hay fuentes de radiación cercanas y varios sensores de radiación están dañados», ha alertado. Por su parte, Vladimir Rogov, miembro de la Administración prorrusa de Zaporiyia, ha acusado del ataque a las Fuerzas Armadas de Ucrania y ha advertido de que estas operaciones podrían tener consecuencias «muy peligrosas», según recoge la agencia de noticias TASS. Según Rogov, la munición lanzada por Ucrania ha caído cerca del lugar donde se almacenan barras de combustible nuclear. «Si golpean el sitio y dañan los contenedores (donde se almacena el combustible nuclear), las consecuencias podrían ser las más deplorables para todos los seres vivos dentro de un radio de 130 kilómetros», ha dicho.

Esta semana, las autoridades ucranianas informaron de «algunos daños» sobre la planta de energía nuclear de Zaporiyia, la más grande de Ucrania, después de un bombardeo sobre la región, aunque sin influir en la radiación de la zona, tal y como Kiev aclaró al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).