2

El asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podoliak, ha señalado este viernes que los servicios de Inteligencia de Rusia podrían estar detrás de las explosiones registradas el martes en el aeródromo militar de Novofedorivka, en Crimea. «Quiero que seamos conscientes de que se nos señalará como culpables durante algún tiempo. (...) Todo esto tiene sus raíces en los servicios secretos rusos, lo hacen para impulsar a la gente a levantarse y acudir a la guerra», ha aseverado antes de aclarar que buscan «movilizar a la población rusa aunque no haya mucha gente que quiera luchar».

Noticias relacionadas

Así se ha referido a las explosiones de Crimea, los ataques registrados en suelo ruso y en zonas de la región de Donetsk, en el este de Ucrania, así como en Bielorrusia. «Esto puede ser resultado de provocaciones por parte de los servicios especiales de Rusia», ha aseverado. «Crean todos estos conflictos, tanto en suelo bielorruso como ruso», ha manifestado el asesor, que ha acusado a Moscú de querer hacer lo mismo ahora «que hicieron durante la Segunda Guerra Chechena». «Llevaron a cabo una serie de explosiones en edificios residenciales en territorio ruso, donde murieron muchas personas, y justificaron así las medidas adoptadas», ha añadido.

En este sentido, ha alertado de que «ahora quieren hacer lo mismo que entonces» y ha insistido en la importancia de «entender esta cuestión y estar preparados para responder ante estas provocaciones». No obstante, ha afirmado que este tipo de actos, como las explosiones en el territorio de Crimea, que fue anexionado por Rusia en 2014, «desatan el pánico entre los propios rusos» y ha recordado que el Ministerio de Defensa de Ucrania no ha podido por el momento establecer las causas del incendio.