0

Cuando la reina Isabel II celebró su Jubileo de Platino para conmemorar los setenta años en el trono, la casa real británica publicó un nuevo retrato oficial para conmemorar tan magno aniversario.

La fotografía fue tomada por Ranald Mackechnie, y en ella, la reina lucía un vestido azul pálido y un collar de perlas mientras sonreía. En el fondo de la imagen se veía el castillo de Windsor.

Al morir la reina el pasado 8 de septiembre, este se convirtió en el último retrato oficial de la monarca, y ahora el fotógrafo ha revelado algunos detalles de cómo se hizo esa foto y un mensaje oculto que hay en ella.

Tal y como recoge el Mirror, Mackechnie había fotografiado a la reina en varias ocasiones anteriores, por lo que estuvo encantado de complacerla cuando surgió otra oportunidad.

Se decidió que el fondo fuera la Torre Redonda del Castillo de Windsor porque era "simbólica". El fotógrafo dice que el departamento de comunicaciones del Palacio de Buckingham dejó claro que este era el fondo que realmente les interesaba.

¿Por qué? Mackechnie explica que la torre es el "centro" del complejo y que el edificio tiene "mucho simbolismo", y estableció un paralelismo entre "la reina y su lugar en nuestra sociedad, país y cultura".