La contraofensiva ucraniana ha permitido recuperar numeroso material bélico ruso. | Reuters

0

Rusia dijo el viernes que estaba eximiendo a algunos banqueros, trabajadores informáticos y periodistas de ser reclutados en el Ejército para servir en Ucrania bajo la movilización anunciada por el presidente Vladimir Putin. El ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, dijo el miércoles que Rusia intentaría incorporar a filas a 300.000 soldados más para la guerra de Rusia en Ucrania, a lo que el Kremlin se refiere como "movilización parcial". La sección del decreto oficial que anunciaba la movilización y que incluía el número de personas que serían reclutadas se mantuvo clasificada y no se publicó, dijo a periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que algunos empleados que trabajan en industrias de importancia crítica quedarían excluidos del reclutamiento en un intento de "garantizar el trabajo de industrias específicas de alta tecnología, así como el sistema financiero de Rusia". Las excepciones se aplican a algunos trabajadores de la informática, las telecomunicaciones y los profesionales de las finanzas, así como a algunos empleados de medios de comunicación "sistémicamente importantes" y proveedores interdependientes, incluidos los medios de comunicación registrados y las emisoras. Rusia clasifica como "sistémicamente importantes" a los grandes empleadores y a las principales empresas de determinados sectores si cumplen determinados umbrales en términos de plantilla, ingresos o pagos fiscales anuales.

La clasificación permite a las empresas obtener beneficios especiales del Kremlin, como préstamos respaldados por el Gobierno, rescates e inversiones estatales, lo que ocurrió recientemente durante la pandemia de COVID-19. Entre los medios de comunicación previamente clasificados como tales se encuentran varios canales de televisión, emisoras de radio, agencias de noticias y periódicos estatales, así como algunos de los pocos medios de comunicación privados de Rusia. El Ministerio de Defensa dijo que los jefes de las empresas deben elaborar listas de sus empleados que cumplen los criterios y pueden ser excluidos de la movilización.

Muchas empresas rusas parecen haber sido sorprendidas por la orden de movilización de Putin, que siguió a semanas de especulación sobre cómo respondería Rusia a un conflicto que entra ahora en su séptimo mes y en el que Kiev y Occidente dicen que Rusia ha sufrido decenas de miles de bajas. "De momento lo estamos estudiando. Estamos tratando de entender cómo funcionará", dijo una fuente de una gran empresa no estatal a Reuters el viernes, poco después de que el Ministerio de Defensa emitió su declaración. El Banco Central de Rusia acogió con satisfacción la medida de excluir a algunos profesionales financieros de la convocatoria y dijo que algunos de sus empleados cumplían los criterios pertinentes. "Los empleados que se dedican a áreas críticas permanecerán en sus puestos para que el sistema financiero pueda seguir funcionando sin problemas, la gente pueda recibir sus salarios, pensiones y prestaciones sociales a tiempo, los pagos con tarjeta y las transferencias funcionen y se puedan emitir nuevos préstamos", dijo el banco central en un comunicado. (Información de Reuters; edición de Guy Faulconbridge, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdansk)