Un automóvil transita entre los escombros dejados por el paso del huracán Ian, en Pinar del Río (Cuba). | Efe

El huracán 'Ian' ha ganado fuerza en las últimas horas y es ya un fenómeno de categoría cuatro en la escala de cinco de Saffir-Simpson, lo que ha puesto en guardia a las autoridades y los habitantes del estado de Florida, donde el gobernador, Ron DeSantis, ya ha recomendado la evacuación de 2,5 millones de personas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos ha elevado este miércoles de madrugada la categoría de 'Ian', que avanza con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora. Los meteorólogos prevén fuertes lluvias y vientos potencialmente «catastróficos» en la península de Florida. Los vuelos cancelados se cuentan ya por miles y las escuelas han cerrado como precaución, mientras la población intenta abandonar en masa las zonas costeras que se encuentra más en riesgo.

Las carreteras interestatales han registrado atascos en las últimas horas, principalmente en la costa oeste del estado. El presidente norteamericano, Joe Biden, ha confirmado la aprobación de una ayuda de emergencia y la agencia federal de desastres ha desplegado unos 700 efectivos, que se suman a otros 5.000 comprometidos por la Guardia Nacional y 2.000 más llegados de otros estados, informa la agencia de noticias Bloomberg.

Por su parte, Cuba ha sufrido un apagón a nivel nacional debido a una avería en el sistema eléctrico a causa del paso del huracán 'Ian' por la isla, según han informado las autoridades locales. Cerca de las 18.00 horas (hora local, 00.00 hora peninsular española), la línea eléctrica cubana ha sufrido un colapso que ha dejado sin servicio de electricidad a todo el país, ya que las condiciones climatológicas han afectado a infraestructura de la compañía nacional Unión Eléctrica (UNE), tal y como ha anunciado el propio organismo en un comunicado. La empresa ha reconocido que se trata de «un proceso complejo» que espera reparar paulatinamente entre la noche del martes y la madrugada del miércoles.