Militares ucranianos disparan un mortero en la línea del frente, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, cerca de Bakhmut, región de Donetsk. | Reuters

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark Milley, ha afirmado que Rusia ha sufrido «más de 100.000» bajas, entre militares muertos y heridos, en el marco de la invasión de Ucrania, antes de agregar que las cifras entre las filas ucranianas «son probablemente similares».

«Estamos hablando de bastante más de 100.000 soldados rusos muertos o heridos. Lo mismo probablemente en el lado ucraniano», ha señalado Milley durante un acto en The Economic Club de Nueva York, en el que ha dicho que la invasión fue «un tremendo error estratégico», según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN. Así, ha señalado que Rusia pagará «durante años y años» este «error estratégico» y ha argumentado que podría haber una posibilidad de negociar un fin del conflicto si las líneas de frente se estabilizan durante el invierno.

«Si hay una oportunidad de negociar y lograr la paz, hay que aprovecharla», ha explicado. Milley ha reiterado que, en caso de que las negociaciones no fructifiquen, Washington seguirá entregando armamento a Ucrania, al tiempo que ha incidido en que «debe haber un reconocimiento mutuo (en Ucrania y Rusia) de que una victoria militar en el verdadero sentido de la palabra podría no ser algo posible por medios militares». Por último, ha indicado que hay indicaciones de que Rusia ha iniciado un repliegue en la región de Jersón, tal y como anunció el miércoles, si bien ha apuntado que el repliegue de más de 30.000 militares hacia la orilla occidental del río Dniéper podría llevar días o incluso semanas.

«Creo que lo están haciendo para preservar sus fuerzas y restablecer las líneas defensivas al sur del río, pero eso es algo que queda por ver. Ahora mismo, hay indicaciones tempranas de que están haciendo lo que dicen que están haciendo», ha zanjado Milley. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha señalado en una entrevista a la CNN que el anuncio de Rusia podría ser una decisión estratégica para reagrupar a sus fuerzas, antes de agregar que Moscú ha perdido «diez veces» más militares que Kiev desde el inicio de la invasión.