Rusia y Ucrania se culpan mútuamente de los bombardeos a la central. | Reuters

W
0

Las autoridades rusas de Zaporiyia, en el este de Ucrania, han informado este domingo del comienzo de una obra para cubrir parte de la central nuclear para protegerla de los combates. «Se está instalando una cúpula protectora en la (planta) ZNPP sobre la instalación de almacenamiento de desechos nucleares gastados», ha asegurado el portavoz del consejo principal de la administración militar-civil rusa de la región de Zaporiyia de Rusia, Vladimir Rogov, sin dar más detalles, en su cuenta de Telegram.

En su última evaluación, del 13 de diciembre, el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) se mostró cauto sobre la situación en torno a la planta, la más grande de Europa, y escenario de peligrosos cruces de bombardeos de los que Rusia y Ucrania se culpan mutuamente.
«La planta continúa recibiendo la electricidad que necesita para funciones esenciales de seguridad y protección de una línea eléctrica externa principal de 750 kV», según el comunicado de la OIEA.

Ahora mismo están en marcha las tareas para poner en funcionamiento las calderas móviles, alimentadas con diésel, destinadas a evitar que los sistemas críticos planta se congelen durante el invierno, incluida la calefacción del entorno de trabajo para el personal.