0

El presidente saliente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Íñigo de la Serna, ha asegurado este sábado que «la unidad sigue siendo y tiene que seguir siendo la máxima fortaleza» del municipalismo, y por tanto de la institución que representa al mundo local.

En la apertura del XI Pleno de la FEMP, en el que presivisiblemente dejará de ser presidente de la institución, De la Serna, del PP, visiblemente emocionado, ha destacado que hoy sin duda los ayuntamientos son «más sólidos, más fuertes» y tienen mayor «fortaleza», por lo que «han dejado de ser el hermano pequeño del conjunto de las administraciones públicas».

Ha asegurado que los gobiernos locales han conseguido «por primera vez el mismo nivel que las comunidades autónomas» logrando un «peso institucional» como no habían tenido antes, y ha destacado que se ha conseguido que el 97 por ciento de los ayuntamientos se encuentren en situación de superávit.

De la Serna ha señalado que la FEMP ha «conseguido un reconocimiento institucional sin precedentes hasta la fecha», participando en más de 200 reglamentos, leyes proyectos y anteproyectos y en miles de iniciativas para fortalecer las entidades locales.

Ha subrayado que en estos cuatro años de gobierno, la Junta de la FEMP ha adoptado 509 acuerdos, y «todos ellos por unanimidad».

De la Serna ha recordado que «sólo en una ocasión se planteó una diferencia» en alusión a la reforma local, sobre la que ha dicho «nunca se quiso ejercer la mayoría» del PP y siempre se buscó el acuerdo porque «por encima está la defensa de la unidad del municipalismo» y de la institución.

En su discurso, también ha hecho especial hincapié en la ayuda a los refugiados y ha dicho que «son momentos para remar juntos» y presentar una FEMP «fuerte» para «hacer llegar al municipalismo toda la atención que sea necesaria» para la acogida.

AL respecto, ha agradecido a todos los ayuntamientos diputaciones y cabildos la colaboración que han mostrado desde el primer momento para poder prestar desde sus administraciones el mejor servicio a los refugiados.

En lo que parecía un discurso de despedida, De la Serna ha dicho que se cierra «un ciclo» con una FEMP «más fuerte, más reconocida institucionalmente, con un mayor peso político, mayor músculo financiero, y más transparente».

De la Serna, que ha asegurado que ha vivido sus mejores momentos políticos al frente de la FEMP, ha mostrado su deseo de que la nueva Junta de Gobierno que salga del XI Pleno, que preside el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, «tenga la mejor de las suertes», para lo que ha ofrecido toda su «colaboración para ayudar en todo lo que sea necesario», desde la «lealtad», ha subrayado.

El que hasta ahora ha sido presidente de la FEMP ha tenido palabras de agradecimiento para todos los trabajadores de esta institución, así como para sus compañeros de la Junta de Gobierno, y ha recordado a su predecesor en el cargo Juan Ignacio Zoido.

Tras agradecer a los santanderinos que hayan entendido su responsabilidad al frente de la institución, De la Serna ha pedido «disculpas» por lo que hayan podido «fallar», al tiempo que se ha mostrado «muy honrado» de poder haber sido presidente de esta institución, en unos momentos muy complicados por la crisis económica.

Ha recordado que hace cuatro años, muchos ayuntamientos se encontraban en números rojos, al borde de la quiebra, con una deuda en aumento, estando en riesgo la prestación de los servicios públicos, sin embargo hoy esta situación se ha superado, y ello «no hubiera sido posible sin la colaboración del Gobierno de España».

En su intervención, De la Serna también ha querido subrayar, que aunque hay casos en el municipalismo que «avergüenzan», la realidad es que «la inmensa mayoría de las entidades locales y sus representes son ejemplo de transparencia y buen gobierno».