Alfredo Pérez Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba ha fallecido este viernes en el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid), donde se encontraba hospitalizado.

El ex vicepresidente del Gobierno se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro sanitario, donde se le ha aplicó el protocolo diagnóstico y terapéutico habitual, tras haber sufrido, en la tarde del miércoles, un infarto cerebral.

Los servicios de urgencias de la Comunidad de Madrid recibieron un aviso poco después de las seis de la tarde de este miércoles, alertando de que un varón de 67 años había sufrido un desvanecimiento en su domicilio. En un primer momento, el histórico dirigente socialista fue atendido en su propia vivienda por un equipo del SUMMA, que lo trasladó al Hospital Puerta de Hierro Majadahonda.

El político sufrió un ictus cerebral y, según el parte médico facilitado este jueves por la mañana, su estado era de «extrema gravedad». En el escrito, también informaron de que «por deseo expreso de la familia», no se facilitaría más información sobre su estado de salud.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha desplazado la tarde este viernes al hospital en el que ha fallecido el socialista y en el que se encontraban sus familiares. A los pocos minutos, toda la clase política también ha mostrado su dolor por el fallecimiento de histórico representante del PSOE.

Nada más conocerse el fallecimiento de Rubalcaba, un portavoz de la familia anunció que la capilla ardiente del exvicepresiente, exministro y exsecretario general del PSOE se instalará en el Congreso de los Diputados a partir de las 20.30 y hasta las 22.00 horas de este viernes y de 09.00 a 14.00 horas del sábado.

RUBALCABA: LO PEOR DE LA CRISIS ESTÁ POR LLEGAR PARA MUCHOS COLECTIVOS

Una figura relevante en el PSOE

Alfredo Pérez Rubalcaba, de 67 años, tras su paso por la primera línea política había vuelto a impartir clases a la Universidad Complutense. El mítico político del Partido Socialista dedicó gran parte de su vida a la política. Una figura imprescindible para la democracia y para la lucha contra ETA.

Noticias relacionadas

Nacido en Solares, Cantabria, el 28 de julio de 1951, es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente es profesor titular de Química Orgánica de esta universidad.

Ingresó en el PSOE en 1974 y tras la llegada de los socialistas al Gobierno en 1982, ocupó diferentes cargos en el ministerio de Educación, del que fue nombrado ministro en junio de 1992.

Desde este cargo promovió la Ley de Reforma Universitaria (LRU) y la Ley Orgánica de Ordenación del Sistema Educativo (LOSE). En las legislativas de junio de 1993, fue elegido por primera vez diputado por Toledo, y un mes después fue designado ministro de la Presidencia y de Relaciones con las Cortes, cartera de nueva creación.

Tras los comicios de marzo de 1996, repitió como diputado, esta vez por Madrid. En el 35 Congreso del PSOE, celebrado en junio de 2000 y durante el cual José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido secretario general, pasó a integrar el Comité Federal. Rubalcaba siempre ha sido considerado uno de los referentes del partido.

Tras los comicios generales de marzo de 2004, celebrados tres días después de los sangrientos atentados de Madrid y en los que el PSOE se alzó con la victoria, obtuvo escaño por Cantabria y posteriormente fue designado portavoz del PSOE en el Congreso.

Desde este cargo, desempeñó un papel crucial en la estrategia del Gobierno para garantizar los apoyos parlamentarios que permitieron al Ejecutivo sacar adelante normas como la Ley Orgánica de Educación o la reforma del Estatuto de Cataluña. En abril 2006, y con motivo de la primera remodelación de Gobierno de Rodríguez Zapatero, fue nombrado ministro del Interior. Asumió esta cartera en pleno proceso de pacificación tras el alto el fuego permanente declarado por ETA el 22 de marzo de 2006. Renovó su escaño, esta vez por Cádiz, tras las elecciones de marzo de 2008 y también se mantuvo al frente de Interior.

Trabajador infatigable, su labor se vio interrumpida en marzo de 2011 cuando tuvo que ser ingresado en la UCI por una infección tras una biopsia de próstata. El 11 de julio de ese año dejó el Ejecutivo para concurrir a las primarias socialistas que elegirían al sucesor de Zapatero.

En las generales del 20 de noviembre posterior sufrió una fuerte derrota ante el PP. El 29 de diciembre presentó su candidatura a la Secretaría General, cargo para el que fue elegido el 4 de febrero de 2012 en el 38 Congreso, frente a Carme Chacón. El 26 de mayo de 2014, al día siguiente de las elecciones al Parlamento Europeo en las que los socialistas perdieron 9 de los 23 escaños, convocó un Congreso Extraordinario, al que no concurrió y en el que fue elegido Pedro Sánchez.

El 2 de septiembre de 2014 renunció como diputado y dejó la política de primera línea y se reincorporó a su puesto de profesor en la Universidad Complutense.