Previous Next
3

Los manifestantes lanzan adoquines, botellas, latas y otros objetos contundentes la noche de este viernes a los antidisturbios detrás de una barricada con contenedores incendiados en plaza Urquinaona de Barcelona.

Algunos grupos han gritado en algún momento consignas como «Independencia», «Llibertat presos polítics» y también el «¡A por ellos!».

En el quinto día de disturbios en las protestas por la sentencia del 1-O en la capital catalana, los ataques a la línea policial se han enquistado en este punto.

Una lluvia de objetos sigue cayendo sobre la zona donde están los furgones antidisturbios y éstos responden con gas lacrimógeno y centenares de pelotas de goma, lo que hace que haya carreras por la zona.

La barricada, que en algunos momentos ha perdido intensidad y que posteriormente los encapuchados han vuelto a encender, dejaba a las 21.20 horas una gran columna de humo negro.

Esto ha hecho que desde las 20.00 hasta las 22.00 la situación en plaza Urquinaona haya variado poco y se haya mantenido el intercambio de objetos y gas lacrimógeno entre manifestantes y antidisturbios.

Sin embargo, sobre las 22.00 horas varios furgones de la Policía Nacional han logrado irrumpir en la plaza por ronda Sant Pere y han dispersado momentáneamente a los manifestantes, que poco después han recuperado la posición.

Continuamente los encapuchados avivan el fuego de las barricadas para mantener su intensidad con nuevos contenedores y todo tipo de materiales y mobiliario urbano.

La mayoría de ellos van encapuchados, algunos llevan máscaras para aguantar los efectos del gas lacrimógeno y otros apuntan con un láser a los helicópteros y a los escopeteros.

En muchos de ellos -especialmente los que están en primera línea-, se puede observar un gran nivel de preparación y saben reaccionar rápidamente ante las ofensivas policiales, por ejemplo, cuando tiran agua sobre los botes de humo y de gas lacrimógeno para apagarlos.

Los Mossos d'Esquadra han accedido esta noche a la Via Laietana de Barcelona con una tanqueta de agua hasta ahora nunca utilizada en Cataluña para abrir paso a los vehículos policiales entre las barricadas que ocupan la calzada por la manifestación independentista.

Los Mossos han informado en su cuenta de Twitter de que van a proceder a utilizar este «camión hidrante», que ya sacaron a la calle el pasado miércoles en otra protesta en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina, aunque en aquella ocasión no lo usaron.

Varias decenas de furgones antidisturbios de la Policía Nacional se encuentran desplegados a lo ancho de la Via Laietana, donde los concentrados han levantado barricadas, con contenedores de basuras volcados y han encendido hogueras en medio de la calzada, tras las que se parapetraban para arrojar objetos a la línea policial.

En esa zona, los Mossos han disparado proyectiles viscoelásticos (foam) contra los manifestantes que han ido retrocediendo a medida que los furgones policiales avanzaban.
La Policía Nacional ha efectuado a lo largo de la tarde diversas cargas y ha disparado salvas para dispersar a un grupo de alborotadores que lanzaban piedras y botellas en una manifestación independentista en la Via Laietana de Barcelona en la que participan varios miles de personas.

Heridos

Un total de 77 personas han resultado heridas este viernes en los enfrentamientos con la policía protagonizados por grupos violentos, la mayoría de ellos, 52 en Barcelona, según los datos facilitados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a las once de esta noche.

En los incidentes desatados tras las manifestaciones y marchas pacíficas contra la sentencia del «procés» y con motivo de la huelga general convocada hoy, una persona ha sufrido una contusión facial y otras tres contusiones oculares y todas ellas están pendientes de valoración hospitalaria.

En la capital catalana, donde los enfrentamientos son de mayor gravedad, han sido atendidos 52 heridos, 28 han sido dados de alta en la misma calle, 15 han requerido traslado a un centro sanitario y los equipos médicos todavía están realizando 9 atenciones.
Los enfrentamientos en Girona se han saldado, por ahora, con nueve atenciones, siete in situ y dos trasladadas a centros hospitalarios.

Seis personas han requerido los servicios del SEM en Tarragona, cuatro de ellas in situ y dos trasladadas.

En Lleida han sido cinco las personas atendidas, dos en la calle, dos trasladadas y otra que es atendida todavía.

Los otros servicios se han prestado en Molins de Rei (un traslado), Montcada i Reixac (un traslado), Alella (un traslado), Terrassa (un traslado) y la C-58 en Barcelona (un traslado).