0

La nueva reforma del Código Civil que ha entrado en vigor este viernes determina que los padres que se encuentren inmersos en un proceso judicial por violencia de género no podrán ver a sus hijos.

Una normativa que se venía pidiendo por expertos desde diferentes sectores: psicólogos, jueces, abogados, expertos en violencia de género...

Esta petición, además, ha recibido grandes presiones por parte de la población para su implantación con las revelaciones de Rocío Carrasco, la entrada en prisión de Juana Rivas o el asesinato de Anna y Olivia a manos de su padre.

Sin embargo, en el mundo de la política no todo el mundo ha apoyado esta decisión judicial. Isabel Díaz Ayuso se ha manifestado en sus redes sociales al respecto, poniendo en cuestión que todas las denuncias por violencia machista sean verdaderas.

"¿Y si son inocentes?", ha criticado a través de Twitter, defendiendo la existencia de un número destacado de denuncias falsas por a la violencia de género.

Desde 2013, se han contabilizado 40 menores asesinados a manos de sus padres por violencia vicaria cuando los padres se encontraban en un proceso de divorcio, separación o en una nueva relación sentimental.