1

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que "toca volver a ser la vanguardia, a colocar Cataluña en el centro", y ha destacado que el acto de Valencia del fin de semana pasado ha traído esperanza.

Lo ha dicho este domingo en el acto de clausura de la III Assemblea Nacional de los comuns en Barcelona, junto con el ministro de Consumo, Alberto Garzón; la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra -por vídeo-; la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach.

La ministra de Derechos Sociales ha mostrado su apoyo con su intervención grabada para el acto y ha apostado por construir un nuevo modelo económico y social que permita disponer de "tiempo para vivir, cuidar y disfrutar", que ponga la vida en el centro y fortalezca los servicios públicos.

Díaz ha destacado la labor de Colau como la alcaldesa que "despliega más y mejores políticas sociales de vivienda y climáticas", y le ha pedido que vuelva a presentarse a la Alcaldía de Barcelona.

"Querida Ada, no quiero meterte presión, pero quiero que sepas que si das un paso adelante para volver a ser alcaldesa de la ciudad que tanto quieres, voy a estar a tu lado", le ha dicho.

"El bipartidismo no se va a volver a producir. Desde la diversidad somos absolutamente necesarias. Los catalanes y las catalanas son imprescindibles para cambiar la vida de la gente. Os necesitamos para cambiar la vida de nuestro país", ha declarado.

La clausura, por tanto, vuelve a reunir a tres de las participantes que tomaron la palabra el sábado pasado en el muy comentado acto Otras políticas que tuvo lugar en Valencia, que Díaz describió como "el comienzo de algo maravilloso" y en el que las intervinientes se conjuraron para "caminar juntas", sin detallar si con connotaciones electorales.

Además, ha manifestado que se "siente orgullosa" del proyecto político de Catalunya en Comú. "Creo que representáis la valentía. Ser valiente es hacer buena política. El diálogo es más lento, pero es más tenaz, construye", afirma.