Ursula von der Leyen, presidenta de la comisión Europea. | Europa Press

1

La Comisión Europea (CE) aprobó este viernes la solicitud de España para recibir un desembolso de 10.000 millones de euros del fondo de recuperación Next Generation tras comprobar que ha cumplido los objetivos de su plan de recuperación vinculados a este pago. Los Estados miembros de la Unión Europea tienen ahora cuatro semanas para dar su visto bueno a esta evaluación preliminar de la Comisión y, una vez la aprueben, España podrá recibir el dinero, que se sumará al 9.000 millones de anticipo que obtuvo en agosto.

«España ha avanzado lo suficiente en la implementación de su plan nacional de NextGenerationEU. Por lo tanto, será el primer país de la UE en recibir un pago, con valor de 10.000 millones, una vez que los demás Estados miembros lo autoricen», anunció en Twitter la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen. España fue el primer país de la UE en solicitar, el mes pasado, un pago ordinario del fondo de recuperación comunitario, del que recibirá 69.500 millones de euros en transferencias directas y le corresponden otro tanto en préstamos que, de momento, no ha solicitado.

Este desembolso, de 10.000 millones de euros, estaba ligado a cumplir 52 objetivos de su plan de recuperación desde febrero de 2020 y que se habían logrado en su mayoría ya al final del primer semestre de 2021, lo que ha permitido que la Comisión Europea apruebe la solicitud sin agotar el plazo de dos meses que tiene para evaluarla, según indicó la institución. Entre las metas cumplidas figuran la ley sobre cambio climático y transición energética, la reforma del sistema de ingreso mínimo vital, la normativa para reducir la temporalidad en el sector público, el plan de digitalización de pymes y la estrategia de promoción del 5G

También estaban contemplados la adopción de la tasa digital o sobre las transacciones financieras, medidas laborales como las normas para reducir la brecha de género en los salarios o la ley sobre el teletrabajo, y algunos elementos de la reforma de las pensiones como la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social o la modificación del complemento de maternidad. «Las metas cumplidas demuestran importantes pasos en la implementación del plan de recuperación y resiliencia de España y su amplia agenda de reformas», dijo la Comisión Europea, recordando que la solicitud de desembolso estuvo precedida de una «estrecha cooperación» entre Bruselas y Madrid para preparar las pruebas que demostrasen que se han cumplido los objetivos.

El próximo paso para que España pueda recibir efectivamente el dinero es que el Comité Económico y Financiero -un cuerpo técnico del Consejo de ministros económicos de la UE- dé su opinión sobre la evaluación de la Comisión en un plazo de cuatro semanas, tras lo cual esta aprobará el desembolso definitivo. Si el comité no apura el plazo de cuatro semanas, los fondos podrían llegar en teoría antes de finales de este año.Salvo el anticipo de 9.000 millones de euros recibido en agosto, que solo estaba vinculado a obtener luz verde al plan de recuperación, el resto de desembolsos se irán produciendo de forma semestral una vez España pruebe que ha cumplido los objetivos pactados con Bruselas para cada uno de ellos hasta 2026.