0

En España hay más de 4.400 localidades que no disponen de una sucursal bancaria. Esta circunstancia perjudica a 1,5 millones de personas que viven en estos municipios sin entidades en las que realizar sus operaciones financieras más frecuentes, como sacar dinero, pagar recibos, cobrar la pensión o abonar impuestos. Así que habitualmente tienen que desplazarse a otros pueblos, con la dificultad añadida de que un amplio porcentaje de esta población afectada son personas de más de 65 años.

La red de oficinas físicas de los bancos ha menguado considerablemente. En los últimos 13 años, el país ha perdido la mitad de sus oficinas de banco. No había un número tan bajo desde 1977. Maldita.es y Servimedia han analizado las ubicaciones de todas las oficinas de bancos en España, a partir de los datos del Banco de España, para comprobar cuáles son las zonas que se han visto más afectadas por este cierre masivo desde 2015.

En los últimos seis años ha bajado un 33% el número de oficinas aunque, en realidad, más del 50% que había en 2015 ahora ya no existen: han desaparecido completamente, han cambiado de localización o ahora pertenecen a otro banco. Además, en estos años, 556 municipios se han quedado sin ninguna sucursal.

Para luchar contra la llamada 'exclusión financiera', entidades públicas y privadas están buscando alternativas. El Ejecutivo está trabajando en una nueva legislación para garantizar la atención al cliente personalizada y no únicamente a través de contestadores automáticos. La pretensión es que los servicios de atención al cliente sean útiles y accesibles también para las personas más vulnerables, entre las que se encuentran colectivos como los mayores. En muchas oficinas de Correos también se han habilitado cajeros para llegar a lugares afectados por esta problemática.

Municipios sin sucursales bancarias

Con datos a junio de 2021, hay 1,51 millones de personas viviendo en 4.425 municipios en los que no existe ninguna sucursal bancaria. Esto supone un 3,19% de la población del país y son un 30,72% más de personas afectadas de las que había en 2015. En lo que se refiere a mayores de 65 años, estos pueblos concentran al 4,44% de personas de esta franja de edad.

Además, hay un 33% menos de oficinas. En estos seis años se ha pasado de 31.424 a 21.040 sucursales repartidas por el territorio nacional.

De marzo de 2015 a junio de 2021, 556 municipios han dejado de tener oficinas y aunque la tónica general ha sido el cierre, en este tiempo también ha habido excepciones. En 56 pequeños municipios donde antes no había ninguna oficina bancaria se ha inaugurado al menos una sucursal. El más pequeño de estos municipios ha sido Montalbanejo, en Cuenca, de 99 habitantes, donde ahora hay una sucursal de Globalcaja.

Entre los pueblos sin banco, el mayor número aparece en Castilla y León. Sus nueve provincias encabezan el ranking, junto a Guadalajara (Castilla-La Mancha), de regiones donde más municipios no tienen oficina de ningún banco.

Por ejemplo, en Ávila, la provincia que encabeza esta lista, tan sólo 45 de sus 363 localidades cuentan con una oficina y en general un 13% de la población de toda Castilla y León vive en municipios sin bancos, según afirma el Banco de España en su informe Infraestructura del efectivo y vulnerabilidad en el acceso al efectivo en España.

5.000 habitantes sin banco

El municipio con mayor población que en estos últimos años perdió todas sus oficinas fue Palazuelos de Eresma, en Segovia, con unos 5.500 habitantes y conocido por albergar la destilería del whisky DYC. Hace seis años había una oficina de Bankia, pero ahora no hay ninguna. Actualmente, los residentes que necesitan ir a un banco tienen que ir a Segovia (a 5 kilómetros) o a San Cristóbal de Segovia (a 4 kilómetros).

Maldita.es y Servimedia han conversado con una trabajadora del ayuntamiento de esta localidad. El consistorio explica que antes tenían la cuenta bancaria del municipio en esta oficina y que esto les facilitaba domiciliar los pagos o que los ciudadanos pagaran los impuestos del ayuntamiento. La trabajadora explica que ahora es "una faena" tener que ir a Segovia para hacer estos trámites.

Mientras que en las ciudades grandes lo habitual es tener una sucursal a pocos metros de casa, en Palazuelos de Eresma tienen que recorrer entre 4 o 5 kilómetros para llegar a una oficina. En este informe del Banco de España se concluye que más del 98% de la población tiene un punto de acceso al efectivo en un radio de 5 kilómetros.

Pueblos pequeños y envejecidos

En Palazuelos de Eresma, sólo 1 de cada 10 habitantes son mayores de 65 años. Es una proporción mucho más baja de lo habitual en los pueblos que no tienen bancos, ya que, de media, un 27,86% de sus habitantes tienen más de 65 años mientras que en el resto de municipios, los que sí tienen sucursales, el porcentaje es del 19,17%.

Todos los municipios españoles que no tienen bancos tienen menos de 8.000 habitantes. De hecho, su media de población es de unos 340 habitantes, según los datos de población del INE a 2020.

Aparte de los miles de municipios sin acceso a bancos, el cierre de las oficinas físicas es habitual también en el resto de España. De las 31.424 oficinas que había en marzo de 2015 han desaparecido 15.858 (con datos a junio de 2021). Es decir, que la mitad de las que se podían ver hace seis años ya han echado el cierre o han cambiado de localización o de dueños.

A pesar de ello, la cifra total de oficinas con respecto a ese año sólo se ha reducido un tercio porque también se han abierto nuevas. En total se han abierto o tienen nuevos dueños 5.474 (un 23% de las actuales) que sumadas a las 15.569 que se han mantenido, suponen 21.043 oficinas bancarias a mediados de 2021.

Aunque se hayan inaugurado en nuevas localizaciones, en muchos casos también una misma oficina ha cambiado de banco, por ejemplo, cuando hay una fusión, como la más reciente de CaixaBank y Bankia. También hay casos en los que una oficina de un mismo banco ha cerrado y ha abierto otra sucursal en una ubicación cercana.

En estos casos para el análisis se ha considerado que se ha cerrado la oficina de un banco en concreto y se ha abierto una nueva. A pesar de que pueda haber algunas excepciones de este tipo, el saldo es claro: desaparecen el triple de oficinas de las que se abren.

Menos oficinas en grandes ciudades

A pesar de que los municipios que se están quedando sin bancos se concentran en las zonas rurales, en las grandes ciudades también están disminuyendo las oficinas. Sin embargo, al tener muchas más, y también mayor diversidad de entidades, el problema no tiene la misma gravedad que en las zonas más aisladas.

El 81% de las nuevas oficinas se han abierto en ciudades de más de 10.000 habitantes. Por ejemplo, en Madrid (ciudad) hay un 35,84% menos de oficinas bancarias que en 2015, pero el 34,5% de las que hay ahora son nuevas. En Barcelona, las oficinas han bajado un 46,01% y las nuevas suponen el 24,75%.

Los cajeros automáticos no han sufrido un descenso tan grave como los bancos. Han bajado un 3,14% desde 2015 frente al descenso del 30,78% del número de oficinas. Estas máquinas son igualmente importantes para el acceso al dinero en efectivo, tal y como explica el Banco de España en su informe sobre la vulnerabilidad en el acceso al efectivo publicado en agosto de 2021.

El máximo de oficinas y cajeros en España se alcanzó en 2008, a partir de entonces y, coincidiendo con la crisis económica, la presencia de ambos elementos se redujo. De hecho la cifra de oficinas ha vuelto a los niveles de 1977, según las estadísticas del Banco de España del número de entidades. En septiembre de aquel año había 20.742 oficinas de bancos en el país, un dato muy similar al de junio de 2021.

A diferencia de los datos de oficinas, la ubicación de todos los cajeros automáticos no es pública, pero desde el Banco de España accedieron a estos datos de las entidades privadas para la elaboración de un informe. En él explican que la gran mayoría, el 91,5%, se encuentra en las propias sucursales y sólo un 8,5% son cajeros "desplazados".

Pese a que los cajeros no están desapareciendo al mismo ritmo que las oficinas, estos también suponen cortapisas en muchos casos para las personas que no se manejan tan bien con las tecnologías y encuentran dificultades para interactuar con ellos.

El Banco de España explica en el informe sobre el acceso al efectivo que algunas de las soluciones alternativas de las entidades bancarias son las oficinas móviles, también conocidas como 'ofibuses', o los agentes financieros que atienden a los clientes periódicamente en aquellos puntos donde ya no existe una oficina bancaria.

Una solución más reciente es habilitar las oficinas de Correos para atender a clientes en estas zonas sin infraestructura bancaria. El proyecto piloto comenzó instalando cajeros automáticos en 20 localidades de entre 500 y 3.000 habitantes en mayo de 2021, con el objetivo de seguir ampliando la red de cajeros.

Correos también ha alcanzado un acuerdo con el Banco Santander que permitirá a los clientes de este banco realizar trámites "de ventanilla", como retiradas o ingresos de dinero en 4.675 puntos de atención al cliente. También permitirán a los carteros rurales entregar dinero "en cualquier domicilio de España".