El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una imagen de archivo. | Efe

9

Las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la producción de carne en España continúan suscitando polémica. Este miércoles, el propio Gobierno ha desautorizado las palabras de Garzón. Ha sido la ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien ha asegurando que las declaraciones del ministro son opiniones «a título personal» y no del Gobierno.

La polémica viene de unas declaraciones que hizo Alberto Garzón en una entrevista publicada el pasado domingo en el diario británico The Guardian. En ella, el ministro afirmaba que España tiene macrogranjas de animales maltratados y que ciertas empresas cárnicas exportan carne de mala calidad. También subrayó que el consumo de carne era perjudicial para la salud, así como sumamente dañino para el medioambiente. El sector cárnico, patronal y partidos políticos han pedido una rectificación y la patronal cárnica ha amenazado al ministro con llevarlo a los tribunales.

El PP pide la dimisión de Garzón

El PP ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el cese de «inmediato» del ministro de Consumo. La portavoz de Agricultura del PP en el Congreso de los Diputados, Milagros Marcos, que considera que se ha puesto «en riesgo a uno de los principales sectores de la economía española». «Hablamos de que el sector ganadero y cárnico genera más de un millón de empleos solo de forma directa, pero si hablamos de toda la cadena alimentaria, ganadero e industrial serían más de 2,5 millones de puestos de trabajo vinculados al sector ganadero», ha recordado. Respecto a las declaraciones de Garzón sobre lo perjudicial que puede resultar el consumo de carne, Marcos ha asegurado que es «falso totalmente el hecho de que consumir carne perjudique la salud», al igual que ha calificado de falsedad las declaraciones del ministro sobre los consumos de agua y las emisiones que genera el sector ganadero en España.

En este sentido, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, al ser preguntada durante una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, si cree que el ministro debería dimitir como le ha pedido el sector, Isabel Rodríguez se ha limitado a decir: «Eso se lo deberá preguntar a él». La Portavoz del Ejecutivo ha evitado en todo momento respaldar al ministro y ha insistido en que «hablaba a título personal» cuando ha dicho que es peor la carne de las macrogranjas que la de la ganadería extensiva y que se maltrata a los animales en España. «El hablaba a título personal», ha insistido la ministra, quien ha recalcado que esa no es la posición del Gobierno, sino que las posiciones del Ejecutivo con relación a la ganadería son los acuerdos que salen del Consejo de Ministros y que el presidente Pedro Sánchez ha realizado declaraciones apoyando al sector ganadero del país.