Una bandera LGTBI en Madrid. | Reuters

3

La Fundación Triángulo ha denunciado una agresión homófoba que ha tenido lugar en la madrugada del día 6 de enero en Valladolid y en la que un joven de 29 años sufrió una «brutal paliza» a la salida de una discoteca en la calle Pasión. Según señala Fundación Triángulo en un comunicado remitido a Europa Press, acorde al testimonio de la víctima y el de su entorno cercano, «dos jóvenes se abalanzaron sobre él, tras escucharle hablar, propinándole una brutal paliza con insultos y expresiones despectivas que hacían alusión a su orientación sexual, lo que le dejó en el suelo, causándole una fractura en el tabique nasal y varias contusiones en el tronco y las extremidades».

La asociación ha expresado «una vez más, de forma firme y rotunda», su rechazo a cualquier forma de odio, discriminación y violencia: «Condenamos enérgicamente esta y todas las agresiones e instamos a que se investigue este presunto delito de odio por LGBTIfobia con la mayor celeridad y responsabilidad posibles. Además, queremos trasladar nuestro cariño, apoyo y acompañamiento a la víctima y a su entorno más cercano».

Tanto el entorno de la víctima como la propia Fundación Triángulo han solicitado colaboración ciudadana por parte de todas aquellas personas que presenciaran la agresión, para reconocer cuanto antes a los agresores, que huyeron tras el ataque y les ruega que se pongan en contacto con la policía o con la propia entidad. «Creemos que este tipo de delitos de odio está siendo normalizado e impulsados por las posiciones de la ultraderecha que, cada vez más extendidas, rechazan la diversidad y niegan la igualdad de derechos a una parte de nuestra ciudadanía. Animamos a rechazar con firmeza los discursos de odio, intolerantes y antidemocráticos, y a reforzar el compromiso con la defensa de los Derechos Humanos de todas y de todos», incide el comunicado de Fundación Triángulo.

Así, la asociación llama a la implicación de las instituciones públicas para ampliar y mejorar el marco normativo vigente que pretende prevenir y perseguir los discursos y delitos motivados por el odio y la intolerancia en general, y por la LGBTIfobia en particular. «Necesitamos leyes más efectivas para hacer frente a esta escalada de odio y violencia que sigue impidiendo alcanzar una igualdad real. No podemos olvidar que Castilla y León es una de las cuatro comunidades autónomas que aún no cuenta con una ley de protección para el colectivo LGBTIQ+», reclama Triángulo que también pide el compromiso y la movilización de la sociedad civil organizada para rechazar cualquier manifestación de odio, discriminación y violencia. Por último, ha anunciado que en la próxima semana convocará movilizaciones de rechazo a cualquier acto de discriminación y de condena a esta agresión.