El emir de Catar, Tamim bin Hamad al Thani (c), es recibido por la presidenta del Congreso, Meritell Batet, y el presidente del Senado, Ander Gil (i), a su llegada al Senado de Madrid donde ha sido recibido por las Cortes con motivo de la visita de Estado a España que llevará a cabo durante los días 17 y 18 de mayo. | Efe

1

El emir de Catar, el jeque Tamim Bin Hamad Al Thani, ha apostado por el fortalecimiento de las relaciones con España en las primeras palabras que ha pronunciado con motivo de su visita de Estado, en las cuales ha destacado que los dos países «tienen mucho en común» y, sobre todo, «muchos valores». Lo ha dicho en el Senado, donde ha dirigido una breve alocución a los senadores y diputados congregados en sesión solemne de las Cortes junto al presidente de la institución, Ander Gil, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, poco después de la bienvenida oficial que le han dispensado los reyes en el Palacio de Oriente.

Batet y Ander Gil le han saludado a su llegada a la Cámara Alta, y, tras entregarle las respectivas medallas de honor de ambas instituciones, todos se han dirigido al antiguo salón de sesiones. Allí el presidente del Senado ha abierto la sesión con unas palabras de bienvenida, a las que ha seguido el único discurso que el jeque tiene previsto pronunciar durante su visita de Estado a España. Ha manifestado el emir de Catar que cuando este año los dos países celebran el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, su visita «viene a fortalecer estas relaciones en todos los ámbitos, tanto a nivel institucional como gubernamental o parlamentario, pero también popular».

Además, se ha congratulado por las «relaciones de amistad» entre Catar y España y ha puesto de relieve lo «mucho en común» que tienen las dos naciones, para agradecer la acogida recibida y, sobre todo, la «determinación» y voluntad de España por «profundizar en nuestra cooperación», que también alcanza a sus respectivos Parlamentos. El presidente del Senado, Ander Gil, ha coincidido en que las dos naciones comparten «una visión» en busca de un futuro de «bienestar, sostenibilidad y felicidad para nuestros ciudadanos», para lo cual, ha explicado, es preciso avanzar en las transformaciones económicas, la modernización y la cooperación comercial y cultural.

Pero también ha señalado que las relaciones bilaterales «son algo más que un intercambio comercial o material», porque suponen también «un instrumento honesto para hacer frente a los retos y desafíos globales que afronta la humanidad», ha recalcado. En esta línea, ha señalado que «únicamente trabajando juntos afrontaremos adecuadamente los retos del cambio climático» y también el de un futuro «sin desigualdad», buscando la «sostenibilidad» de las economías y «la seguridad de los pueblos y de sus aspiraciones de paz».

«Es nuestro deber ofrecer a la humanidad un futuro posible», ha sentenciado Gil, quien ha señalado que «hoy más que nunca» es importante que se celebren encuentros como la visita del emir «orientados a la cooperación y el entendimiento mutuo». Además de recibir las medallas de honor del Congreso y el Senado, un gesto que el emir de Catar ha agradecido especialmente en su discurso, tras la sesión solemne ha podido visitar una exposición bibliográfica en la biblioteca neogótica de la Cámara Alta, por la que se ha mostrado muy interesado.