2

Este sábado, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto-ley que contempla una ayuda de 200 euros para trabajadores, autónomos y desempleados con rentas bajas, en un pago único que beneficiará a 2,7 millones de personas, según las estimaciones del Gobierno.

Esta nueva la normativa prevé que los asalariados, autónomos y desempleados inscritos en las oficinas de empleo, tengan la opción de percibir un cheque de 200 euros, que incrementará en 540 millones la renta de 2,7 millones de personas.

Los beneficiarios que quieran recibir esa ayuda deben residir en hogares en los que la suma de las rentas que perciban todos los convivientes haya sido inferior a 14.000 euros en 2021, y cuyo patrimonio, una vez descontada la vivienda habitual, no supere los 43.196,4 euros.

En cambio, están excluidos de esta ayuda las personas que ya cobren el Ingreso Mínimo Vital o reciban pensiones del Régimen General y los Regímenes especiales de la Seguridad Social o por el Régimen de Clases Pasivas del Estado.

No obstante, el Real Decreto-ley contempla para estos colectivos medidas concretas, como la prórroga del incremento del 15% del Ingreso Mínimo Vital (IMV) o de las pensiones no contributivas, lo que supone incrementos anuales superiores a los 200 euros.

Además, en el caso de las pensiones contributivas, el Gobierno ya garantiza el incremento en línea con la inflación para garantizar que no existe una merma del poder adquisitivo.

La gestión de esta ayuda correrá a cargo de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, tal y como ha comunicado el Ministerio de Hacienda y Función Pública.